martes, 17 de febrero de 2015

Relato de castidad 2/3

El día paso con preocupación ... Una mezcla constante de nervioso y caliente. Eso, y me sentí bastante mal para el desprecio a María. Estaba claro que yo le gustaba y lo que no quiero que ella tenga una idea equivocada. Tal vez tenia demasiado miedo de estar encerrado y que se supiera. Había tantos pensamientos que pasan por mi cabeza el día pasó rápido. Antes de darme cuenta, eran las 8 y la hora de salir. Como estaba preparándome para salir María me pidió una vez más.. Yo quería seguir buscando mis llaves, pero sin una idea de por dónde hacerlo o quien puede tenerlas ... en contra de mi mejor juicio, me decidí a ir. Estaba visiblemente emocionado de que le dije que sí. Lo único malo es que tendría que cortar si las cosas iban "demasiado bién" entre nosotros. Así que nos fuimos! Fuimos a tomar una copa primero y después propuso ir a cenar para llegar a conocernos más. En este punto me había olvidado las llaves y una parte de mí, incluso se olvidó de la castidad. Alrededor de las nueve nos dimos el primer beso. No sé si fué el vino  ... pero ella se puso muy cachonda.... La conversión se encendió, la noción del tiempo se perdió, y las bebidas de más seguían calentando. Aunque yo no estaba tan mal como para caer borracho ... yo ya estaba todavía bastante "tocado". Decidimos que era hora de ir. Salimos hacia el aparcamiento y nos paramos delante de nuestros vehículos para las despedidas. María fue la primero en hablar ... "Así que ... me lo pasé muy bien esta noche!" "¡Yo también!" Probablemente lo dijo con una gran sonrisa tonta en la cara también. "Me gustaría hacerlo otra vez ... tal vez llegar a conocernos aún mejor". "Realmente me gustaría que" le dije. Nosotros tuvimos una sonrisa tonta grande en este punto. Tuve el pene con la erección limitada por la jaula. ... .oh! Me olvidé que tenía esta cosa! ¿Y si se trata de frotarse contra mí o tocarme ... Cualquier otra momento ... pero no ahora. Ella comenzó a moverse y rápidamente y me dio un abrazo antes de que pudiera hacer nada. Parecía un poco sorprendido por esto y lo sentí me acababa de dar un abrazo. Me separé un poco, y me di cuenta de que estaba decepcionada, pero yo no quería correr ningún riesgo. Nos retiramos, y me dio una sonrisa. "Bueno, ¿seguro que puedes volver a casa?", Dijo con una preocupación lindo. "¡Sí! Voy a ser bueno! "" Bien, bien, buenas noches! "" Buenas noches! ". Nos sonrió otra vez y subimos a nuestros coches. Subí al mío, y esperé a que ella arrancara para darle una última sonrisa antes que nos fuéramos. Su coche no arrancaba y me dio una mirada inquisitiva que algo andaba mal. Se encogió de hombros y se fue para la una vez más. Salgo y voy a preguntar qué pasaba. "Bueno, parece que mi batería está muerta.". "Oh maldito sea es una mierda. Consigue unos cables de arranque y me arrancas el coche "Por alguna razón, mi polla se movió en ese comentario ... yo realmente estaba caliente! "Yo en realidad no tengo ningún cable de arranque. Usted por casualidad no tendría uno? "" ¿Cómo puedes no tener cables para hacer el puente? Jaja ... bueno, odio tener que decirte esto .., pero están en mi casa en el garaje ". "Que bién hacen allí, Bueno, supongo que voy a tener que llamar a la grúa ". Dijo con cierta frustración. "Qué? ¿En serio? No, sólo ven a casa conmigo, cogemos los cables de arranque y volvemos para arrancar! "" Eso es un problema que no quiero ponerte ... "" No, insisto! "... Yo estaba tratando para compensar lo del beso lo mejor que pude. Bueno ... si estás seguro. "" ¡Sí! " Así que subimos a mi coche y nos dirigimos a mi casa. Hablamos más en el camino y compartimos unas cuantas risas. El viaje fue una tortura, aunque ... yo estaba tan caliente que apenas podía concentrarme. Era casi dolorosa la cantidad de goteo de líquido preseminal que salía. Finalmente nos retiramos y vamos al garaje. "¡Oye, odio a preguntar, pero ¿te importa si uso el baño?" "Oh, claro ... " "Amigo, no te preocupes por eso ... yo realmente tengo que ir al baño "" Oh, está bien ", le dije un poco tímidamente no estoy seguro de cómo lo había dejado ... pero por lo que pude recordar todo fue puesto a salvo por algunas cosas en el cuarto de baño. "Um, está justo al final del pasillo, la primera puerta a la izquierda." "¡Gracias!", Se apresuró realmente tenía ganar de ir. La seguí rápidamente detrás para asegurarme de que no había nada incómodo que pudiera ver. Vi un rollo de cuerda junto al sofá (práctica tengo en alguna parte) y rápidamente pasó por encima a patadas por debajo. Di un suspiro de alivio de ver que me escondí toda evidencia incriminatoria. Oí el inodoro y la puerta se abrió. Salió, se acercó y movió su mano hacia mi mejilla, me atrajo con más cerca y aterrizó el beso más caliente que había tenido en mucho tiempo. Nuestros labios sólo ... igualados. Se apartó y me sonrió "He estado queriendo hacer esto toda la noche." Me olvidé de la castidad y sólo quería darle un beso así de nuevo. "Yo también". Me agarró de nuevo, con una mano detrás de mi cabeza, y el otro en el hombro, y nos dimos otro. Nos besamos durante unos segundos gloriosos antes de que me atrajo hacia ella. Se quedó inmóvil, con sus labios sobre los míos, lentamente retrocedió y miró hacia abajo. Ella extendió la mano y me dio unas palmaditas a la ligera sobre mi entrepierna. Estaba congelado. Miró de nuevo hacia mí y con una curiosa sonrisa preguntó ... ". ¿Qué es eso de allá abajo?"

3 comentarios:

  1. Me gustaría terminar de leer este relato. Donde está la última parte?

    ResponderEliminar
  2. ahhhh malditasea donde esta la tercera parte :O

    ResponderEliminar
  3. Lo mismo digo, donde está la tercera parte?? arggg!

    ResponderEliminar