miércoles, 13 de mayo de 2015

Cornudo en castidad

¿Eres una mujer que ha llegado aquí buscando información sobre los deseos de tu hombre? Si lees los siguientes pasos podrás ver si realmente tu hombre quiere tener una relación cornuda y deberás ser tu quien decida qué pasos seguir y hasta dónde quieres llegar. No hay que confundir en ningún caso al cornudo moderno con el intercambio de parejas, ya que el hombre no desea estar con otras mujeres. El centro de su vida es su pareja y lo que quiere es que ella goce. No todos los cornudos se verán reflejados en las siguientes etapas, pero seguramente si en varias de ellas: Una primera etapa será el descubrimiento de que al hombre le gustaría ver a su mujer gozando con otro. En la mayoría de los casos, la fantasía queda solo en eso… en fantasía, pero con la que se disfruta mucho.
Creo que a todos los hombres la gusta ver a sus mujeres jugando con un consolador, o chupándoles la polla mientras ella se folla a una polla de goma. En aquellos casos en que la mujer ya ha practicado sexo con otras parejas anteriores, es muy común que el hombre le pida que le cuente como eran sus relaciones sexuales con sus anteriores parejas. Si tu marido te lo pide con asiduidad, y ves que en esos momentos te folla con más intensidad, y se excita, acuérdate de la teoría de la competencia del esperma. Ahora ya estas en la línea de salida hacia nuevas experiencias y tú eres la única que debes decidir si quieres continuar o no.
Sumisión. 
La pareja continúa con sus juegos ficticos de cornudos y cuando la mujer le dice que se imagina que está follando con otros hombres, su pareja le responde que si eso pasara la perdonaría. Enhorabuena, con un poco de mano izquierda puedes llevar a tu hombre a depender de ti sexualmente hablando.
La mayoría de las mujeres les gusta este rol que no es más que una contestación al rol de la sociedad en la que vivimos que es todo lo contrario, donde en muchos casos el papel de la mujer está subordinado al de los hombres.
Uno de los recursos más utilizados por las mujeres dentro de este mundillo es el de la castidad o denegación de orgasmos.
Recuerda tú tienes el control y debes hacerle ver que tú decides el cómo y el cuándo de las relaciones sexuales. Podrás encontrar muchos aparatos de castidad masculina que puedes cerrar con llave y decidir cuando tu hombre se merece llegar hasta el final. Además con su pene encerrado puedes hacer que se dedique en cuerpo y alma a tu disfrute mediante caricias o cunnilingus. Recuerda que las mujeres podéis ser sexualmente mucho más activas que los hombres. Cuando él llega al orgasmo, sus ganas de continuar el juego desaparecen, mientras que tú puedes sentir orgasmo tras orgasmo y querer más.
Encierra su pene y no lo dejes salir hasta que tú quieras.
Este uso de los aparatos de castidad masculina tiene otra ventaja añadida, ya que el hombre inconscientemente estará más excitado por ti, que tiene la llave que le lleva al placer y dejara de fijarse en otras mujeres, ya que estas no podrán complacerle porque su pene se haya encerrado en una pequeña jaula. Es más, si al principio se excitara con otras o viendo porno, puede sentir tal dolor cuando su pene se intente estirar y no pueda, que tarde o temprano acabara por dejar de hacerlo.

Humillación. 
Si tú marido o pareja ha pasado la  fase anterior, es muy posible que también disfrute con esta nueva fase.
Está directamente relacionado con la teoría de la competencia de semen y se trata de humillarle haciéndole ver que disfrutas más con otros hombres. Esto que parece cruel, en realidad a muchos de los hombres les excita sobremanera, y si le dices que su polla es pequeña o que no sabe follar bien, se esmeraran mucho más al hacerte el amor, a la vez que aumentaras su excitación y por tanto su placer sexual. Dentro de este campo de la humillación hay muchos niveles y deberás llegar hasta aquel en que tanto tú pareja como tú disfrutéis. En la mayoría no hace falta hacer nada real que requiera la presencia de otras personas, existen prácticas como en la sisificacion o feminización, sirvienta, es decir en transformar a tu hombre en una mujer. Vístele con tu ropa interior e incluso penétrale analmente con un arnés consolador. Tiene dos vertientes, por un lado te apoyas en el viejo estereotipo de que son los hombres los que llevan la voz cantante de las relaciones sexuales y por otra parte es como poner en solfa su masculinidad. Otra forma de humillación que puedes hacer a solas es menospreciar sus atributos sexuales. Compáralos con los de tus amantes o antiguos novios.
Ya en una fase muy avanzada, que pocas parejas alcanzan a hacer realidad es buscar la compañía real de un corneador, puedes tener tantos niveles como vosotros decidáis. Los más típicos son obligar al hombre a presenciar como practicas el sexo con otros hombres mientras él no participa. En este tipo de situaciones es muy típico mantener los atributos del cornudo encerrados bajo una jaula de castidad, lo que hace aún más humillante la situación para el cornudo. Además puedes comentar lo bien que lo estás pasando o incluso insultarle. Un paso más allá y no aceptado por todos es intervenir en las relaciones entre tu amante y tú de forma activa. A bastantes mujeres les gusta hacer que su hombre las prepare su coño con su lengua para la llegada de la polla del corneador, incluso que el cornudo chupe la polla del amante para que le produzca una buena erección. ¿Esta intervención indica que el cornudo es o tiene tendencias homosexuales? NO, simplemente que es un sumiso de su mujer y acepta lo que esta quiere. En la mayoría de los casos nunca mantendrían relaciones con otros hombres sin la presencia u obligación de su esposa.

Otra forma de humillación es mediante el esperma del amante. Aquí hay varias formas, desde mostrar condones usados con el esperma del corneador si el cornudo no está presente en el acto sexual, a hacerle tragarse el semen si lo está. Algunas veces el semen estará depositado en el cuerpo de la mujer como el pecho, el trasero o la cara, pero la mayor humillación es hacerse tragar el esperma directamente del coño de la esposa, incluso obligarle a chuparle el coño mientras se realiza el acto sexual. También puedes utilizar a tu marido de base mientras te follan, De esta forma sentirá cada uno de los empujones que tu amante te de a tí. Puedes "obligarle" a ayudar a tu amante a poseerte, bien conduciendo su polla hasta ti o bien sujetandote o abriendote las piernas. Hay otras muchas maneras de humillar al marido. Por ejemplo mi mujer me obliga a vestirla antes de cada una de sus citas, incluso a veces me pide que le compre determinada lencería que sabe que le gustaría a sus amantes. Y siempre me hace ir a comprar los condones si los va a utilizar en sus relaciones. Así mismo me encargo muchas veces de depilarla, para que se presente a sus citas suave, tanto en las piernas como en su pubis. Otras veces tengo que llevarla hasta el lugar donde va a tener las relaciones sexuales, o tengo que reservar la habitación del hotel. Aquí el límite solo tiene que estar en vuestra imaginación.Lo imporante es pasarselo bien, y la mujer es la que disfruta de tener una relación de pareja y follar libremente con quién le apetezca con el conocimiento del marido que lo disfruta también. Esto se conoce como en el mundo anglosajón como Cuckold y Hotwife, aunque las parejas Swinger también practican esto. Aquí la variante es que el hombre está en castidad y no se masturba mientras su mujer goza. El tendrá placer con los orgasmos de ella.

10 comentarios:

  1. Es muy importante la castidD. Pq la sexualidad del sumiso cornudo es de su ama. La leche pertenece a ella y solo saldrá cuando quiera ella. Yo soy hombre sumiso educado atractivo buen cuerpo muy dot. Busco una Sra. De verdad para relación de pareja. E s difícil... Y enMorarse. Busco dueña. De mi leche de sumiso sirviente cuckold. jc7773@hotmail.es

    ResponderEliminar
  2. Yo soy un cornudo casto . Mi mujer es una esposa caliente . Pactamos que ella se acostaria con quien quisiera , mientras yo seria casto , por esto he aceptado llevar un capuchon en el pene con candado . Solo me lo quita un dia a la semana para follarme . Creo que esta castidad es mas una forma de sumision masculina a una dominacion femenina especialmente en el terreno sexual . A los dos nos satisface

    ResponderEliminar
  3. Yo soy un cornudo en castidad, mi novia es realmente hermosa con un cuerpo perfecto; por lo que le es facil conseguir amantes. Cada fin de semana ella me hace cornudo mientras yo estoy en castidad, muchas veces yo miro como me hace cornudo y me hace comer la corrida de sus amantes. Solo me permite correrme 2 veces al mes. Realmente la castidad me gusta mucho, porque mi libido aumenta drasticamente con el pasar de los dias y mas cuando veo que mi novia me hace cornudo, lo recomiendo mucho.

    ResponderEliminar
  4. Yo soy un cornudo nuevo le pedi a mi mujer que realizaramos esa fantasia y a ella la pone como loca lo disfrutamos muchísimo ellla me mostro los videos y yo empece a exitarme de tal forma y soy su dominado cornudo y sumiso elka conmigo hace lo que quiere y lo seguiremos haciendo porqie en la fantasía todo vale

    ResponderEliminar
  5. Por propia experiencia se que la castidad de un cornudo es fundamental en un matrimonio cuckold, por lo menos como lo entendemos mi mujer, su amante y yo.
    La excitación del cornudo es constante y exponencial, sobre todo emi caso que llevo una jaula puesta desde hace 15 días, me la puso ella y se guardo la llave dandole una a su novio

    ResponderEliminar
  6. Por propia experiencia se que la castidad de un cornudo es fundamental en un matrimonio cuckold, por lo menos como lo entendemos mi mujer, su amante y yo.
    La excitación del cornudo es constante y exponencial, sobre todo emi caso que llevo una jaula puesta desde hace 15 días, me la puso ella y se guardo la llave dandole una a su novio

    ResponderEliminar
  7. Hola, alguna mujer en el blogs que quiera hablar con migo x mail de este tema.

    ResponderEliminar
  8. Hola, alguna mujer que quiera hablar por mail con migo de los terceros con los maridos en castidad

    ResponderEliminar
  9. Hola, yo soy cornudo hace años y también con altibajos el criado de la casa. No llevo jaula, a ella le parece exagerar, pero de un tiempo a esta parte yo mismo intento controlar mis corridas y realmente funciona, es un esfuerzo, pero a lo largo de la semana consigo mantenerme sumiso, dócil, servil. Quiero decir que nuestra relación está centrada, principalmente, en el bienestar de ella, en que disfrute, que viva la vida y cuenta con mi apoyo incondicional. Tiene un amante fijo a veces alguno esporádico y reconozco que nuestra vida de pareja ha dado un salto cualitativo hacia arriba. Llevamos 25 años juntos y para mí siempre ha sido un objetivo llegar a este punto. Pero debo reconocer también que hay que trabajarlo a diario, porque hay momentos que decae, por eso he iniciado mi castidad voluntaria, porque creo que me va a ayudar y ella va a encontrar su sitio más claramente. Por lo demás, muchas gracias por esta página, porque poco a poco vamos a ser muchos más. Saludos cordiales.
    Gustavo

    ResponderEliminar
  10. Yo puedo intercambiar contigo experiencias, opiniones, ideas,... No sé el nivel de confianza de estos mensajes, por lo que te diré como nos podríamos poner en contacto, salvo que tú tengas un procedimiento mejor: búscame en Facebook, como @percalbi1 (María Victoria Garcí); después nos pondremos en contacto por el Messenger. Espero que todo funcione bien, querida. Besos, reina.

    ResponderEliminar