viernes, 24 de julio de 2015

Femdom y castidad.

Son muchas las parejas que han practicado la dominación femenina o el femdom (en diferentes grados) durante el sexo, sin tener mucha idea de su verdadero nombre ni que lo estaban haciendo en alguna de sus versiones, ni saber realmente en que consiste en este tipo de juego sexual.
Hay quien cree que el Femdom, es el sadomasoquismo con traje de cuero, cadenas y látigo, pero la dominación femenina es más que eso y no es necesario llegar a ese grado, para poder realizar esta práctica sexual.

¿Qué es una Femdom? Bueno las que mujeres que lo practica se conocen por diversos nombres: Dominatrix, dominadora, soberana, madame, ama, señora, ...etc. En las prácticas sexuales del BDSM (bondage, dominación, sumisión y masoquismo), es la mujer la que ejerce el rol dominante. Es la gran señora, el ama absoluta de aquellos que estén dispuestos a someterse a sus deseos y en ser sus esclavos sexuales. Profesionalmente una dominatriz es una poderosa dama que cobra por sus servicios y disfruta con ser ella el sexo dominante y ser dura. En estos casos no suelen tener contacto físico con sus sumisos, limitándose a ejercer su papel de dominación. Pero también puede ejercer ese papel por vocación -sin cobrar- a la dominación de hombres y/o mujeres. En estos casos la ama puede permitir que su esclavo la toque, así como también que la observe mientras se masturba o tiene relaciones sexuales con terceros. Pero en ambos casos ella siempre tiene el poder de permitir o no que su sumiso tenga relaciones sexuales, se masturbe o realice cualquier otra cosa, es decir siempre ha de controlar su castidad. En el sentido puro una buena dominatriz necesita un mostrar un aspecto imponente ante su sumiso o esclavo para ejercer su autoridad: apretados trajes de cuero o latex negro, botas altas y tacones de vértigo, lencería negra… Y siempre va acompañada de los más excitantes objetos que le van a ayudar a educar y humillar a su perro sumiso, como látigos, esposas, collares, paletas, mazos, etc. En
los juegos más suaves con la sola actitud autoritaria de ama o señora basta para disfrutar enormemente en un excitante juego de roles.
Prácticas del Femdom.
Hay un dicho que se puede aplicar en el femdom y este es “mano dura en guante de seda”, y sus prácticas van desde la sumisión, la humillación, el bondage, sometimiento, adoración… etc.
Lo mejor de estas prácticas son sus posibilidades de cambio, ninguna “sesión” es igual a otra y lo más importante, ninguna pareja de sumiso y “ama” realiza los mismos tipos de sesión. El juego de femdom no se tiene que ver como algo enfermizo y nocivo, donde predomina el dolor físico o la violencia. Esta actividad va más allá y lo que se produce entre una pareja es confianza mutua, el confiar lo suficiente como para volverte totalmente vulnerable. Por ello y para evitar problemas, ten claro siempre las premisas de “sano, seguro y consensuado”. El rol de ama lo ejerce la Femdom en las prácticas sexuales y durante las mismas aplica a su sirviente las prácticas del BDSM, pero si la relación entre ambos va más allá de los encuentros sexuales y ambos, ama y esclavo, comparten otros ámbitos de la vida, este trato se puede generalizar a todos los aspectos de la relación. La dominadora nunca permitirá que su sumiso la llame por su nombre. Él debe dirigirse a ella como “ama”, “señora”, “madame”, etc. Y sólo hablará cuando ella se lo indique o le haga alguna pregunta. La dominatriz tiene el control absoluto del cuerpo y de la voluntad de su esclavo, que se someterá a todos sus deseos y no moverá ni un dedo sin que ella se lo haya ordenado. Para algunos este trato puede resultar desagradable, muy humillante y nada erótico, pero los que toman voluntariamente este rol de ama y esclavo es una práctica realmente gratificante que los hace disfrutar y ser felices.
Todos tenemos preferencias en cuanto a las diversas prácticas del FemDom. Y digo todos:
Amas, Dóminas, sumisos y esclavos. Pero no confundamos las cosas. Un sumiso, lógicamente, prefiere unas prácticas a otras, de eso nadie tiene dudas, pero... ¿busca complacer al Ama o sólo complacerse a si mismo? Servir no es lo mismo que saciar su morbo, aunque no esté excluido.
El sumiso no puede decidir, y no puede decir "estoy dispuesto a complacerte en facesitting, spanking, adoración, sodomización, etc, etc, etc", no. Si el pretendes complacer al Ama el debe atenerse a las prácticas que le gustan o prefiere ella. Aunque sólo sea usarte para
servir una cena o hacer de servicio doméstico en general. Una mujer dominante es una mujer que durante una sesión no va a hacer lo que al sumiso le apetezca, o cosas que a ella no le apetecen hacer, es una mujer que hará lo que desee hacer en cada momento y si no te gusta o no te llena, siempre puede el sumiso terminar la relación. Este tipo de juego se ira descubriendo poco a poco por ambos, lo mejor es que al principio el sumiso le vaya dando algunas indicaciones o sugerencias de lo que le gustaria o quiere, manteniendo el respeto y los deseos de cada uno.

Algunas otras prácticas del Femdom Los límites siempre los pondrás tú según tus preferencias y se aceptan improvisaciones, pero las más básicas son:
- Castigo corporal: Se inflige por un mal comportamiento del sumiso ya sea real o imaginario.
- Control del orgasmo: Uno de los pilares fundamentales del femdom, y la principal fuerza de la ama es decidir cuando él puede llegar al orgasmo o no.
- Privación sensorial: Se trata de privar al sumiso de alguno de sus sentidos con el fin de conseguir que se concentre en sus otros sentidos, el más usado en este tipo de juego es el de la vista, vendándole los ojos para que no vea lo que está pasando. También el uso de un cinturón de castidad va a impedir al sumiso que pueda tocar su pene
- Tramping: El elemento de los pies es muy importante en este tipo de juego. La adoración de pies, la lamida del zapato o la suela, o el oír el taconeo de los zapatos por parte de la ama por la casa a su esclavo la va a provocar estimulación, también los pisoteos sobre él pueden hacerse tanto con tacones de aguja o con otros.
-(Juegos de animalización, como ponyplay, dogtrainnig, feminización, mayordomo, chofer, asistente personal etc etc, y todo aquello que pueda satisfacer y dar placer al Ama. Así mismo el sumiso podrá llevar la marca de su Ama, y que será identificativa de la propiedad de esta, obviamente esto entra dentro de los limites).
-Otras prácticas. Ballbusting consiste en dar golpes en los testículos. Esto requiere ciertos conocimientos pues puede causar lesiones que terminen en el hospital o incluso hacer eyacular al sumiso. Para hacer ballbusting al principio puedes darle unas pequeñas palmadas o pellizcos muy suaves con las manos o unos zapatos.Se trata ir de menos a más, de hacer un poco de dolor no de dar un golpe fuerte que pueda lesionar o crear hemorragias internas. Uno de los aspectos más destacados del ballbusting es que el hombre puede llegar a alcanzar el orgasmo después de haber ido pasando por distintos niveles de excitación. La mujer domina el sexo desde el principio, pero no por ello debe infringir el mayor de los dolores en el primer momento.
Normalmente, además de usar las manos se dan rodillazos y patadas a los genitales masculinos -por este orden pero esto requiere práctica y es muy peligroso si se hace de improviso y fuerte- . Una variante es usar zapatos con los que el dolor causado será mayor. Pueden ser desde unas deportivas a tacones afilados y también se pueden usar otro tipo de herramientas para inmovilizar al hombre, así como sujetar su pene y testículos. La imaginación y el gusto de cada uno determinará si introducir otros elementos como máscaras, cera caliente, pinchos o látigos, etc.


Finalmente decir que las diversas prácticas del femdom han ganado popularidad en los últimos años. Ahora no sólo las mujeres amantes del sadomasoquismo visten con este estilo. Artistas como Lady Gaga, Madonna y Katy Perry los usan para mostrar su lado perverso en los escenarios.

3 comentarios:

  1. Aunq es un post viejo, espero q lean esto: No estoy de acuerdo en la definicion ni en la presentacion q hacen de las Amas. Nos estan presentando coomo algo extremo y se olvidan de los matices.

    ResponderEliminar
  2. El femdom admite muchos matices, al principio del post se habla incluso de los que ni siquiera reconocen o admiten que lo practican.

    ResponderEliminar
  3. Insisto...No estoy de acuerdo. Si arrancas diciendo q hay gente q ni sabe q lo practica, seguis diciendo q la Dom tiene q mostrarse imponente frente a su sumiso y cargada de artilugios q refuerzen su postura y mientras uno lee solo ve fotos de FemDoms q practican un BDSM mas tirando para el lado sadomasoquista, la idea que queda plasmada en la mente de alguien inexperto es una idea equivocada.No hace falta gritar para hacerse respetar. No hacen falta artilugios. Una palabra directo a la mente de un sumiso puede ser mas dolorosa y movilizante que una cachetada o un golpe.
    Matices..

    ResponderEliminar