martes, 11 de octubre de 2016

El control del orgasmos. Del blog control de castidad para mujeres.

Extraído del blog, control de castidad para mujeres. Inscríbete ya.

El control del orgasmo es una parte importante de la formación de tu hombre en una relación dirigida por la parte femenina. Cuando él realmente quiere correrse, pero no le está permitido, una parte de él se entrega a tu autoridad cada vez más. Sin embargo esto sólo se produce cuando hay un aumento de la tensión sexual sin ella autorice su orgasmo. Es por ello que considero las burlas y la negación de una parte importante del entrenamiento de la obediencia masculina. Por supuesto, cuando lo desees, una sesión de estimulación puede acabar con él realizandote un servicio oral. Hay algo especial acerca de guiar sus labios en el lugar correcto con él sabiendo que significa que no así no habrá orgasmo (para él, por supuesto). A veces se puede oír un suspiro mientras sus labios tocan los tuyos y él sabe que no tiene esperanza de un orgasmo. No es aconsejable sin embargo, mantenerlo siempre negado y una "liberación" de vez en cuando a veces es necesaria por razones médicas y / o emocionales. Cuando permites que tu hombre tenga un orgasmo, hay una cierta parte de él que también siente que está siendo liberando de tu control. Esto está bien, ya que al ser libre le da la oportunidad de volver y de buena gana de volver a "casa" a tu guía amorosa. Esto le da tiempo para entender lo mucho que necesita tu liderazgo. Sin embargo, no queremos que él se corra demasiadas veces o durante demasiado tiempo.
Una mujer enseguida nota como él es menos obediente después del orgasmo. Sin embargo, hay algunos métodos para ayudar a acortar esa ventana entre el momento de "liberación" de él y cuando él está de nuevo bajo tu ala ... Tener que limpiar el semen después de su orgasmo es una parte importante de su formación. En primer lugar, se le hace volver a un modo de pensar obediente sólo momentos después de que se "libere". También es muy saludable para él ya que siempre debes tratar de mantenerlo saludable. Prefiero evitar el uso de términos vulgares, y prefiero decir que el aprovechar el semen es un acto respetuoso y de agradecimiento. También hago entender que él no está "comiendo su semen", está consumiendo los jugos de nuestra vida sexual. Después de todo, él no es un dispensador de esperma, pero su semen debe ser objeto de su adoración.
El otro día hice algo que muy raramente hacemos. Dejé que mi marido tuviera un orgasmo completo y no le hice que aprovechara el semen. Me di cuenta de un comportamiento era muy diferente en él y tardé mucho más tiempo para volver a conseguir que él sea obediente.
Permití unas pequeñas "vacaciones", pero en el segundo día, estaba listo para su regreso y pronto estaba de vuelta a su rutina normal. Si aún no has introducido a tu hombre en esta nueva responsabilidad posterior al orgasmo, lo puedes introducir lentamente. Pronto lo considerará un acto normal.
Una idea es permitirle a él que "terminar" su orgasmo en tu boca, y después se lo llevas a la suya propia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada