martes, 25 de octubre de 2016

Los errores más comunes al usar juguetes sexuales con tu pareja.

Es estupendo que disfrutes de tu sexualidad y explores con algunos juguetes nuevas formas de placer. Pero si se juega en pareja debes evitar algunos de los errores más comunes para usar estos juguetes con tu pareja. Si a ella no le gusta es que estás haciendo algo mal o muy mal. Toma nota de estos errores que pueden enviar a la basura juguetes sexuales en los que habías puesto mucha ilusión y a veces mucho dinero.

1. Conservarlos.

Hay quien se aferra a la propiedad de los juguetes sexuales. Y cuando cambia de pareja aún los conserva esperando usarlo con su próxima pareja o encuentro sexual.
Consejo: Si cambias de pareja, retira TODOS los juguetes sexuales que usabas con tu ex. Tu nueva pareja debe estrenar los juguetes sexuales y sentir que los estrena contig. Esto es ESENCIAL primero y sobretodo como muestra de respeto hacia ella, pero también, es por higiene. Existe riesgo de sufrir infecciones o serias complicaciones. Muchas investigaciones vinculan el uso inadecuado de los juguetes con el contagio del virus de papiloma humano.
Recuerda: Los juguetes se tienen que estrenar con tu pareja. Son un regalo excelente, si son nuevos, claro!!
Si tu economia no te permite comprar uno nuevo, pues al natural. No hacen falta los juguetes para disfrutar si tienes pareja.
2. Higiene.
Te gana la pasión y piensas que por usarlo sólo tú, o con tu pareja no te hace falta usar ninguna protección. Se corre un riesgo de infección si no se usa la protección o practica la higiene adecuada. Nunca estás libre de sufrir algún contagio o infección. Higiene si lo usas solo tú, y más aún si lo compartes con tu pareja.
Aunque sea la misma persona la que lo use, pueden pasar restos fecales a la vagina o a la boca y eso se tiene que evitar si no queremos tener algún tipo de infección que puede ser peligrosa. Si puedes usa un preservativo siempre, y no seas rácano. Eso ayuda a evitar problemas.

3. Demasiada atención.

Si estrenas un juguete sexual o sobretodo cuando lo estrenas evita desviarte del tema importante. Y el tema no es aprender a usar el aparato como si fuera el coche o una máquina de tu puesto de trabajo. El juguete nunca debe desviar tu atención hacia la persona con quién estas.
Recuerda: No puedes estar más por el uso adecuado del juguete sexual y que tu pareja se sienta como un objeto que necesitas para probar el aparato.
Nunca te pongas a hacer pruebas en medio de una relación sexual, ni te pongas a cambiar de marcha cada dos por tres, a ver si así.... o te pongas a perder tiempo para ir a buscarlo entre otros juguetes sexuales.
No es una máquina para que ella se corra. Aunque suene evidente, es un error muy común. Es un juguete, nada más, si quieres usarlo tenlo preparado antes y a punto.
Fíjate con quién estas, la persona me refiero, no con qué trasto estas.

4. No quitarle la batería. 

Al guardarlo si tiene pilas, siempre retirarla, pues el aparato se estropea. Y aunque pienses que pronto lo vas a volver a utilizar, puede que tardes mucho más tiempo del previsto en volverlo a usar y  cuando vuelvas a usarlo las pilas seguramente estaran oxidadas. 

5. Limpieza insuficiente.

Es el error más común. Hay quien lava su juguetito en el lavavajillas, o usa detergente o lavavajillas, o toallitas húmedas, o el aceite lubricante, o agua del grifo, mal, aunque mucho mejor que nada, eso sí. ..... ;-)
PJUR CLEANDe la misma manera que no limpias los platos con los que comes con limpiacristales, o el WC con gel del baño, no debes limpiar tus juguetes con este tipo de productos.
La limpieza correcta y segura para tu organismo y para el buen funcionamiento de tus juguetes suele hacerse con antibacteriales especiales, como un spray anti-bacterias o alcohol en gel, que previene tus juguetes, e incluso tus zonas íntimas de ciertos virus (lipófilos como VIH o Hepatitis B) y hongos. Aunque lo mejor es que consultes siempre con los vendedores de las tiendas.

6.Falta de pilas

El uso de un juguete sexual que requiere pilas, necesitas lo evidente.... pilas. Por ello debes tener acopio de pilas nuevas de repuesto. No pongas las del mando a distancia o de otro aparato pues seguramente no funcionará con la misma alegria con pilas semiagotadas que con pilas nuevas.
Es importante que no cometas el error de ponerte a cambiar las pilas con tu pareja en medio. El uso del juguete no puede ser interrumpido por un recambio de pilas. Si lo usas con tu pareja piensa en que debe ser como el de un instrumento musical durante un concierto, sin interrupciones. No cambies las pilas si hay algún problema. Dejas de lado el aparato te centras en tu pareja, para eso tienes manos, dedos, boca, lengua y demás, y la próxima vez prepara pilas nuevas para la sesión y antes de empezar para que esté todo preparado para ella.

7. Lavarlo con la batería puesta.

Es un error, o un acierto si te lo quieres cargar. No haré más comentarios.

8. Prestarlo o regalarlo usado.

Si ya te has aburrido de tu antiguo juguete o quieres tener un detalle con alguna persona… compra uno nuevo!
No lo obsequies, no es reutilizable para otras personas. Requiere una desinfección especial, y por el riesgo de enfermedades (hongos, ácaros, virus, bacterias,etc), más vale prevenir que curar, y aunque sea poco ecológico, más vale comprar uno nuevo. Ten mucho cuidado cuando lo deseches, algunas personas hasta los reciclan.

9. Extraviarlos.

Hay que tener cuidado en donde se guardan y donde los dejas. No vas a querer alguién pregunte esto de quien es?
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario