jueves, 17 de noviembre de 2016

Continuación del juego de la moneda. Final del Locktober.

Continuación del juego de la moneda

Tomado de only she cums

Reglas del juego de la moneda.

Leer el anterior 

30 Octubre. Estabamos trabajando tarde cortando las calabazas este año, y fue este momento que pense que era una mala idea lo de Locktober. Ya que él no tenia permitido estar sin la jaula, y tenía la idea de hacerle un “glory hole”  en mi calabaza. Tuve que dejar mi idea de lado habria sido divertido verlo cogiendose una calabaza. Todo un nuevo concepto para el Jack-o-lantern. De igual manera, me arrodille como una gatita y deje que me comiera mientras tallabamos, y hablabamos de mi idea. Igual le hice un corte a mi calabaza para el, que luciera como parte de la cola de mi calabaza con cara de gatita. Su chupada le gano a él un lanzamiento: Cruz.

31 Octubre. Hoy era Halloween por supuesto. Cuando llegó del trabajo nos pusimos nuestros disfrazes y nos preparamos con dulces para los que vinieran a pedir. Seguian tocando la puerta hasta un poco pasadas las 10, cuando empezamos a ignorar el timbre. Estaba cansada y nos fuimos a dormir sin ninguna novedad.

01 Noviembre. Cuando despertó, le dije para quitar la jaula de su pene, el cual no había visto desde antes de Locktober. Yumi yumi. Se lo chupe dandole una calida bienvenida, antes de mandarlo al trabajo bien excitado. Fue muy sexy, y tuve que correrme con la ayuda de la ducha de mano, pensando en él. Cuando llegó del trabajo, tuve el placer de volvera chupar su pene muy cerca del orgasmo antes de volverlo a encerrar en su jaula yo misma. Había pasado un mes sin hacerlo, y ya extrañaba ese pequeño click que indicaba que estaba seguro. Le dije que habia sido muy mala manteniendole encerrado por todo un mes, y que si queria azotar mi vagina, lo entenderia. Realmente queria que lo hiciera. Me acoste en la cama con las piernas lo mas abiertas posibles, y deje que azotara mi sexo con el látigo de nueve colas hasta que me corri. Adoro eso, pero no lo puedo hacer todos los dias. Una vez que me corro, y el efecto de las endorfinas pasa, queda solo dolor. Debo aplicar un poco de vaselina y hielo para calmar el ardor y poder dormir. Me di cuenta que algunas parejas estaban participando del No-viembre este mes, pero yo no lo quise hacer. Extrañe a mi marido, y la ultima vez que tuvimos sexo con penetracion fue Accion de Gracias 2015, y ya tenia pensado volver a tener sexo en Acción de Gracias de este año. El se lo habia ganado durante Locktober, pero como estaba encerrado no habia podido cobrarlo. Eso lo tendra en las fiestas. “increíblemente” no se gano ningun otro orgasmo en todo el mes.

02 Noviembre. Mi vagina estaba dolorida, asi que solo aplique vaselina. Ninguna diversión hoy. No estaba de animos.

03 Noviembre. Hoy mi vagina estaba mejor, y cuando mi esposo llego del trabajo, y despues de ponerle la jaula, le dije que me habia dejado muy adolorida mi vagina con los azotes del 1 de noviembre, asi que hoy era mi turno. Iba a azotar su ano. Le dije que se pusiera en la cama, de rodillas pero la cabeza apoyada en la cama, de manera que su culo quedaba levantado. Tome una vara larga flexible, y la alinee cuidadosamente con su pequeño y rosado hueco, y luego de echarla hacia atras tensandola, la solte golpeando de lleno su suave y tierno hueco. Se que eso tiene que haber dolido. Luego de algunos quejidos, estaba respirando dificultosamente soportando el dolor. Le chupe un poquito el ano para que se sientiera mejor, antes de propinarle otro latigazo. Su pene estaba empezando a ponerse duro como una roca dentro de la jaula. Dolia, pero el no podia negar que lo estaba disfrutando. Espero pacientemente por el segundo latigazo, y sintio el punzon, lo obtuvo. Se quejo de nuevo, bufando por sus labios. Su pene estaba firme y llenando toda la jaula. “por que esta tu ano tan sexy esta noche” me pregunte. Lo bese un poco mas, antes de darle el tercer latigazo de la noche. “ esta suave, verdad?” le pregunte, y el estaba de acuerdo. “ no se necesita mucho para hacerlo arder cuando golpeas el ano directamente de esa manera, verdad”. Estaba realmente morado en vez de rosado. Con eso estaba bien. Me sente en su cara, deje que me comiera, dejando su pene enjaulado, y disfrutando las atenciones de mi esposo. Despues que me hizo correr, comparti la vaselina con su ano, y me dijo que se sentia bien, y fuimos a dormir. Cruz.

04 Noviembre. Había olvidado mi idea de la calabaza hasta hoy. Ya no estaba tan fresca, asi que la deseche. Le tengo bastante fobia a los germenes. Rayos. Habria sido sexy. Fui a la tienda a comprar otra calabaza fresca. Tuve bastante trabajo con ella, pero en mi mente mantenia el deseo de verlo cogiendose la calabaza. No se por que. Compre una bien grande, y la lleve a casa para tallarla. Me estaba imaginando tanto a mi esposo cogiendose la calabaza que no veia la hora de que llegara a casa. Cuando finalmente llego, lo recibi en la puerta, le baje los pantalones, se lo bese y lo chupe para ponerselo duro mientras le revelaba mi plan. Le introduje la calabaza, la cual era otra vez la cara de una pequeña gatita con su cola por la parte de atras, donde parte de la cola era tambien un ajugero redondo, donde sabia que su miembro quedaria apretadito. Me asegure que los agujeros de los ojos y la boca fuesen lo suficientemente grandes para que me brindaran un buen espectaculo. “Aqui viene” pense para mi mientras veia a traves de los agujeros de los ojos como su pene empujaba dentro de la calabaza. El metia y sacaba su pene con un movimiento regular hasta que empezo a hacerlo mas lento, y luego se detuvo. “No te detengas!” le dije, pero me dijo que estaba muy cerca de correrse. “10 más”, le exigi. El primer par de empujones extra los hizo muy pequeños, asi que lo corregi. “10 empujones completos hasta dentro y hacia afuera, sin trampas”. El cerro sus ojos, pensando probablemente en los impuestos que teniamos que pagar este año, y me dio 10 grandiosos empujones en donde veia como su glande se inchaba hasta el fondo, y sus bolas golpeaban la calabaza, y luego se detuvo, con su boca abierta, respirando agitado y enfocandose en no correrse. “ 5 mas.” Me miro a los ojos, claramente pidiendo tiempo, antes de darme 5 empujones mas, bien varoniles, dentro de la calabaza. Se detuvo de nuevo, esta vez con respiraciones mas lentas, esperando mis instrucciones. “5 mas!” le dije. Deseaba que me hubiese podido comer mientras se cogia a la calabaza. Estaba muy excitada viendolo, deseaba mucho esto. “No puedo”, potesto, pero le dije que tenia que hacerlo. “Sino te azotare tu ano otra vez.” “Oh Dios, no digas eso, me haras correrme ya mismo”. “Lo hare. Traere esa vara flexible y la azotare directamente en ese huequito tierno y rosado”. “Oh Dios mio,” dijo. Claramente mi lenguaje sucio no estaba ayudando. Despues de que hizo un empujon largo y lento dentro de la calabaza, añadí “un azote en tu ano por cada trampa que me hagas con esta calabaza” Me dio otro largo y lento empujon dentro de la calabaza, el cual conte alto y fuerte, “Dos…” Ya no lo podia hacer. Tenia una gota perlada en la punta de su pene, la cual podia ver a traves de los ojos de la calabaza. Claramente era liquido seminal, casi semen. Meti un dedo en la calabaza llegando a el y lo chupe. Todavia tenia que sacar su pene de la calabaza sin eyacular. “Quedate ahi,” le dije,  y me pare enfrente de el, de manera que me pudiera comer, mientras su sufrido pene al borde de la eyaculación estaba todavia apretado dentro la calabaza. Rayos, que si era sexy eso. No se como mi corrida no lo llevo a el a eyacular, pero se esforzo para no hacerlo. Luego de que pase mi momento de euforia, me agache y mire dentro de la calabaza, su pene erecto y una gran cantidad de liquido seminal que corria desde la punta de su pene hasta el suelo de la calabza. Me dijo que podia terminar sus tres empujones que le faltaban, pero le dije que era muy tarde. Lo saque y le dije que se pusiera en posicion para sus azotes, mientras buscaba la vara. Estos tres azotes no fueron mas facil que los tres de ayer. Cuando termine de azotarlo, el otra vez tenia liquido seminal, esta vez, y por la posición en que estaba, corria desde la punta de su miembro hasta su barriga. Lo chupe para no desperdiciar ese dulce liquido. Sabia que le dolia, pero estaba disfrutando mi dominacion. Lo encerre otra vez en la jaula, y fuimos a la cama. Hoy lanze para el una Cara.

05 Noviembre. Tuve mucha energia sexual la noche anterior, ademas que me estaba sintiendo un poco tonta y culpable por todo este asunto de la calabaza. Deseche la calabaza, y hoy no busque a mi marido para nada sexual. Incluso lo deje encerrado en la jaula todo el dia. Debo admitir que casi omito todo este asunto de la calabaza en este blog, pero luego tenia que inventar algo para este dia, pero finalmente dije, joder, y escribi todo tal cual sucedio. No juzguen. Tampoco es que no haya mujeres que usen zanahorias o pepinos de igual modo.

06 Noviembre
. Era momento de volver a mis andanzas. Me desperte y me sente en la cara de mi esposo para mi orgasmo matutino. Cara. No puedo decir que olvide quitarle la jaula, en realidad lo deje adrede, asi que estuvo casi todo el fin de semana con la jaula puesta.

07 Noviembre. Vuelta al trabajo para mi esposo. Le quite la jaula y se fue. Luego al volver me comio como siempre en el sofa, luego lo provoque una sola vez hasta el limite, y despues lanzamos la moneda. Cara de nuevo. Al principio estaba pensando declinar el cobro para un orgasmo arruinado. El sabe que soy demasiado buena con ellos en hacerlos satisfactorios, pero se que realmente el queria correrse. “ah joder, no puedo mas. Necesito correrme tanto, que mis ojos flotan en semen” me dijo, asi que decidio cambiar sus tres caras por un arruinado. Me coloque en su cara de manera que me pudiese comer mientras que yo lenta y cuidadosamente lo llevaba al limite, parando cada vez que veia que su pene comenzaba a balancearse, evidenciando que el semen estaba cerca, y me quedaba esperando viendo. Tuve que chupar unas pocas gitas de liquido seminal varias veces, pero el semen aun no salia, hasta quizas cerca del séptimo u octavo intento. Me detuve, y conte el tiempo de espera alto y fuerte, “ uno…dos…tres…” su pene seguia palpitando asi que segui contando, “cuatro…cinco…seis…ah!” Una gota de semen real aparecio. Tres pulsaciones mas, y luego aparecio un poco mas, lo suficiente para chorrear un poco en el suelo, seguido de un chorro tipo lava de semen que corrio por su sufrido y venoso miembro. Guao, eso fue excitante. Renuncie a seguir dandole atencion a su pene para admirar mi trabajo, todavia sentada en su cara y el lamiendome mi sexo. Disfrute esto un rato largo mas. Luego lo encerre en su jaula y fuimos a la cama. Son noches como estas que hacen de la provocacion y la negacion algo tan maravilloso para mi, y para el seguro que tambien. Eso fue fantastico.

08 Noviembre. Cuando se desperto en la mañana, estaba hablando de lo sexy que era cuando se corrio ayer, y el coincidio en que fue un arruinado maravilloso que dejo sus bolas hirviendo de excitacion. Era tan excitante recordarlo, que lo tuve dandome una lamida rápida antes de prepararse para el trabajo. Me corri y obtuvo Cara.

09 Noviembre. Un dia relajado. Llego a casa, me comio hasta que me corri, y lanzo la moneda. Cruz. Lo provoque al limite una sola vez, y lo encerre para la noche

10 Noviembre
. Misma rutina. Cruz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada