domingo, 27 de noviembre de 2016

Cuckhold tal vez si, pero cuernos no


En el tema del cuckhold ya expliqué que no era el tema típico de los cuernos con engaño. Y es muy importante diferenciar esto. Desgraciadamente la mayor parte de los cuernos viene por infidelidades que no es lo mismo que el tema del cuckhold.
Si todas las parejas rompieran cuando una de las dos partes comete una infidelidad el porcentaje de casados descendería aún mucho más, y eso que los divorcios estan al orden del día.
Tener una aventura es algo muy común y hay muchos matrimonios que consiguen perdonarse y seguir adelante. Pero claro, no siempre es tan sencillo.
La confianza es el pegamento de toda relación y es algo difícil de recuperar tras una infidelidad: se convierte en un privilegio que ha de ganarse gradualmente y sin margen de error. Existen parejas que son capaces de recuperar la confianza, pero no siempre se consigue y, en ese caso, la relación está abocada al fracaso.
A veces se puede perdonar pero no vuelve a ser igual. “Seguimos juntos, pero soy incapaz de reconectar con él”pasa muchas veces cuando se intenta la reconciliación. Una parte de la pareja, la engañada es muy común que se sienta incapaz de pasar página. “Cada vez que lo intento siento una especie de bloqueo físico que me impide reconectar”. La relación que era sólida se siente que se ha roto como un cristal y solo se encuentran los trozos. Ya nada vuelve a ser igual. Es muy difícil poder superar un engaño.
Por suerte no todas las historias acaban mal. Una infidelidad puede darse por muchas causas y no siempre significa que nuestra relación primigenia esté condenada al fracaso. Habitualmente se cae en estos errores tras vivir situaciones de mala comunicación, problemas de intimidad, discusiones... Son, una señal de que algo no va bien en nuestra relación, pero no tienen por qué acabar con ésta y, de hecho, pueden servir de revulsivo para solucionar nuestros problemas.
Esto no quiere decir que las cosas vayan a ir bien tras el perdón, pero en ocasiones ocurre. El adulterio puede influir positivamente en una relación, ya que abre la puerta a hablar honesta y profundamente sobre los intereses y pasiones sexuales de los miembros, más allá de los prejuicios iniciales que a veces existen en una pareja y aquí entra el tema del cuckhold del que hemos hablado en este blog.
El aburrimiento en lo que respecta al sexo es una de las razones más frecuentes por las que ponemos los cuernos a nuestras parejas y la infidelidad puede ayudarnos a trabajar por recuperar la pasión perdida, pero no es aconsejable, pues se trata de un engaño, es mejor hablarlo antes de hacer nada, pues la relación puede quedar tocada de muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada