lunes, 21 de noviembre de 2016

En castidad por mi marido.

nullTodo empezó como un juego, pero luego la cosa se ha ido alargando. Cada vez que mi marido se va al trabajo se asegura que me deja puesto el cinturón. No quiere que me masturbe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada