viernes, 16 de diciembre de 2016

¡Te dije que no quería que eyacularas!

nullEsta paja a su esposo es impresionante. Ella  con sólo 3 dedos toca el pene ligeramente, con un ritmo de repetición lento y pausado, y cuidando de no envolver nunca su mano completamente alrededor de su pene como él anhela. 

Es terriblemente emocionante y excitante. Al poco llega el inevitable final. Y ella muestra su disgusto, ¡Te dije que no quería que eyacularas!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario