lunes, 13 de febrero de 2017

Ellas ya lo saben.

nullPara castigarme por "marchar de vino la camiseta de Judith, mi esposa me hace poner mis manos arriba, mientras baja mis pantalones delante de sus amigas para prepararme para darme un azote. 

Por supuesto, esto pone de manifiesto el hecho de que ella me mantiene en la castidad, y eso atrae la curiosidad de sus amigas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada