martes, 14 de febrero de 2017

Precintando el candado.

Este sistema lo he encontrado en el blog http://cinturondecastidad.blogspot.com.es/ y permite que cierres el candado de tu cinturón de castidad, le hagas una foto y la envíes. Aunque tengas las llaves, ya no podrás abrir el candado y seguir enviando las fotos que demuestren que no lo has abierto. (Lógicamente, en las fotos hay que añadir una portada de periódico o algo que imposibilite que hagas 30 fotos el primer día y luego las vayas enviando como si fueran de días posteriores). Ahora será fácil comprobar que el candado ha estado siempre cerrado.




Paso 1: Escribimos en un papel débil, el de clínex (despegarlo, que suelen ir dos unidos) va muy bien, algún dibujo o firma que no puedas repetir igual (O que tu ama te haya dado para que te lo pongas)















Paso 2: Colocamos el papel tapando la cerradura y sin dejar holguras. (El ejemplo de las fotos no está muy bien echo)




Paso 3: Enrollamos un papel celo alrededor del papel y el candado. IMPORTANTE: El celo debe empezar a pegar en la mitad del papel, nunca debe empezar en el candado.


 












Paso 4: Colocamos otro trocito de celo protegiendo el trozo de papel que cubre la cerradura. Esto es para que no se rompa con el desgaste del tiempo.








Ya podemos cerrar el candado y ya no podremos abrirlo, ni manipularlo, sin que se note.


Nota: Un celo más pequeño, un papel algo más pequeño y un poco más de maña para ponerlo y es fácil que quede mejor que en estas fotos.
Nota2: En otras entradas de este blog voy detrás de sistemas más seguros y eficaces los habituales. Te animo a verlos.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada