viernes, 31 de marzo de 2017

La audiencia ha decidido 9 días más de castidad.

 Gracias a tod@s l@s que han participado en la votación para decidir sobre la castidad de Maximus. El resultado ha sido de 12 votos me gusta y 3 no me gusta, por tanto se añaden 9 días más a la semana que ya lleva en castidad.

La votación se da por cerrada.


Las mujeres mandan!!


Al servicio de la señora.


Minimus -17.





Reto semanal superado con el cb6001


Él es la novia.

El que un hombre le atraiga la ropa femenina nada tiene que ver con la tendencia sexual de la persona. Es simplemente atracción por la ropa que lleva la mujer.
De hecho la ropa femenina es mucho más variada que la que lleva el hombre y, normalmente les gusta hacerlo en la intimidad ya que salir a la calle con ella puesta da lugar a equívocos y otras interpretaciones: como pensar que por ello eres gay, o que te sientes mujer, e incluso ser objeto de burla, es decir comentarios siempre relacionados con la sexualidad. Nada más lejos de la realidad, simplemente muchos hombres disfrutan de poder de realizar una vida normal llevando una falda, pantys o maquillándose. Y por supuesto que hay mujeres que no les importa estar con hombres que tengan gusto por la ropa femenina. Si a tú chico le da de vez en cuando por ponerse un vestido simplemente porque le apetece en casa en ese momento, ¿dejarías de quererle por ello?, ¿te gustaría que él no te dejara poner faldas porque a él no le gustara que las llevaras? No ves que limitarlo o prohibirselo es una manera de recortar la felicidad de una persona. Al fin y al cabo no es más que un pasatiempo, y que si se puede compartir con la pareja pues mucho mejor.
Trabajamos muy duro a diario para traerte las mejores noticias de la red. La reproducción de este contenido sin autorización previa está prohibida. Si te ha gustado, compártelo en las redes ;)

El trio

Los primeros cuernos.

video

Ejercicios.


Es importante que haga ejercicios para mantener su erección y aguante. Recuerdale que no quieres que se corra.They only pleasure a loser like you will ever get.

8 años de matrimonio, 8 años de castidad


Mi esposa me oye gemir cada noche. Cuando yo la acaricio intentando satisfacerla con mi lengua!

Debe seguir Maximus en castidad?

Maximus está en con el reto de esta semana,desde el domingo, y aún no ha retirado el precinto. Os quería consultar, si se puede quitar la jaula.

Por cada voto me gusta añadiré un día a su castidad.

Por cada voto no me gusta restaré un día a su castidad.


Saludos a l@s seguidor@s del blog

Equipándose para ser una buena sissy. Vota.

 El hábito no hace al monje pero ayuda.
Las nuevas adquisiciones de ropa interior de Moreno van a suponer un cambio en su vida. A partir de ahora esta va a ser su nueva ropa interior.

Vota me gusta si quieres que siga enviando fotos de sus nuevas compras.

Vota no me gusta si no quieres que sigamos publicando sus nuevas compras.


Sólo 10 segundos!!


Una vez lo descubres no querrás volver atrás

Cuando la esposa empieza a disfrutar de los beneficios de tener a su esposo negado y en castidad, no es tan fácil para el marido que ella cambie de rumbo, especialmente si la esposa está disfrutando de su dominio. Naturalmente, todas las actividades dentro de un matrimonio necesitan ser negociadas y flexibles, pero si la mujer cree en la castidad masculina y la negación del orgasmo, puede estar dispuesta a flexibilizar el uso dispositivo y a aumentar el período de tiempo entre orgasmos para ayudar a la comodidad de su marido Pero es dudoso que alguna vez le permita que pueda a volver a masturbarse sin su permiso. Una vez que un hombre abre la puerta de la castidad masculina a una mujer y una vez que ella experimenta ese poder, no será tan fácil cerrar esa puerta ".

Compromiso de castidad


Hoy ha salido a la calle de paseo.


La jaula

CHASTITY

La gran diferencia


El uniforme.


jueves, 30 de marzo de 2017

Lencería blanca para criada en castidad




Complementos de castidad

1 minuto

video

El tiene 1 minuto con el Fleshlight para correrse, si no lo consigue mañana tendrá nuevo intento.

Guardando la llave

Ven aquí que te voy a explicar de que va esto de la castidad!!

Una guía para entrar en el estilo de vida de Hotwife

Post del blog de control de castidad para mujeres. Inscribeté

 ¿Tienes un romance? ¿Tal vez te has enamoras de tu amante? ¿Has soñando despierta con él todo el tiempo, como si fueras una adolescente? Estás constantemente húmeda? ¿Tú marido le excita oirte decir algo sobre la posibilidad de tener un amante? ¿Y él te quiere aún más? ¿Quieres tenerlos a ambos en tu vida y no quieres divorciarte?
El estilo de vida de Hotwife es la solución para tí.
Si te interesa sigue leyendo y descubrirás lo que millones de mujeres ya aprendieron y disfrutan de tener un marido que fantasea contigo teniendo sexo con otro hombre y bienvenida al club. Espero que hayas pasado de la sorpresa inicial. Tal vez has llegado a ese punto donde no hay necesidad de que te diga lo afortunada que eres. Si eres como la mayoría de nosotras, que no sabías que tu marido tenía estos deseos o estabas viviendo la vida de casada convencida de que conocías bien a tu marido mejor de lo que él mismo. ¡Decir ah! Según el tiempo que has estado casada, las cosas pueden haberse enfriado en el dormitorio. Si es así, afrontalo. La rutina llega tarde o temparano a cada dormitorio. Si aún no te ha pasado, no te dejes llevar por el pensamiento de que esto no te pasará a tí. Seguro que ya has visto indicios para enterarte de si tiene esa fantasía secreta, y si es así estás de suerte, pues hay una solución para los dos. También tienes suerte, aunque no lo sepas todavía. Tómate un momento y piensa en el potencial de esta situación. ¿Quieres ser como esas mujeres infelices que mantienen y siguen con un matrimonios aburrido, sin sexo? ¿No ves a todas esas otras mujeres alrededor de tí que tienen asuntos personales, mintiendose a sí mismas y a sus maridos, y arriesgandose a un desagradable proceso de divorcio? Tal vez eso te pasó a tí, o te podría pasar. Ahora si lees esto tal vez la cosa vaya por caminos diferentes. Si lees esto y sigues mi blog, vas a encontrarte en un camino que te devolverá a la realización sexual, sintiéndote tan segura como cuando te casaste por primera vez, enamorada de tu marido y apreciándolo más que nunca. Una esposa hotwife -como lo llaman en inglés- es una mujer que es libre de tener sexo con otros / s con el conocimiento de su marido, la aprobación y su apoyo total. La esposa es libre de flirtear con otros / s, mientras que el marido permanece completamente monógamo y fiel sólo a ella. Suena una locura? Bueno, créeme cuando te digo que eso pasa, y permite hacer de tu vida sexual una vida mucho mejor de lo que te imaginas. En esta nueva relación el marido a menudo se llama un cuckold, que para mí a pesar del diccionario, no significa cornudo pues eso es para los hombres a las que su esposa le engaña. En el cuckold a diferencia del cornudo las acciones de la esposa no están ocultas al marido, y él es muy al tanto de sus actividades. De hecho, su conciencia y apoyo son los ingredientes más importantes. Estovolverá a encender como nada que hayas podido hacer antes. Primero, ve despacio. No te apresures. En primer lugar necesitas tener una relación de pareja sólida y consolidada, mientras te mueves a este estilo de vida lentamente. Lo que quieres hacer es animar sus deseos para que te anime a que tú estés con otro hombre, y que todo esto sea tan agradable para él como para tí. Si vas despacio y sigues mi consejo, con el tiempo tendrás un esposo que te dejará hacer cualquier cosa sexual. ¡Cualquier cosa! (Cuando digo cualquier cosa - quiero decir cualquier cosa). Y él querrá que hagas más. Se encontrará anticipándote a tí. Él obtendrá su satisfacción sexual de tus encuentros con otro hombre, y lo más importante, él se sentirá muy enganchado a tí como nunca antes, y más enamorado de usted que en cualquier otro momento de tu matrimonio!
Como comenzar, debes recordar un hecho muy importante. Una hotwife no es sólo sexo. También se trata del CONTROL. Si tú eres como la mayoría de las mujeres, tu marido ha estado controlado hasta ahora en tu matrimonio. ¿Correcto? Bueno, ahora puedes dar un paso más. Ser una HotWife significa hacer lo que tú quieras, tener tú el poder de decisión y plena libertad. Tú tienes el placer sexual. Tú controlas tu sexualidad. Sé que te sonará extraño. Pero una vez que lo hayas experimentado, lo disfrutarás inmensamente! ¡Tan egoísta como puede sonar al principio, haciendo esto se convertirá en querer más que cualquier cosa que hayas hecho! El cambio en ti por tí misma comenzará a despertarle. Ahora, esto es lo que debes hacer las primeras veces. Después de eso, una vez que tú tienes un apoyo de él (y él está sediento para te decidas a ir a más), puede hacer lo que quieras, con un amante o ninguno. ¡Después de todo, si tu eres la Hotwife tú eres la única que lo decide. (No leerás cosas como esta en ningún otro lugar, por eso este blog es solo para señoras.)
Recuerda la regla # 1 - El objetivo es que tú y solo tú tengas el control del sexo, y no él. Haces lo que tú quieres; cuando tú quieres; Y cómo tú quieres; Con quien tú quieras, sin presiones de ningún tipo. Si ya tienes alguien a tiro. Primero, tienes que establecer las bases desde el principio. Si lo haces bien, él será totalmente fiel y un marido perfecto para ti, ya que va a aprende ra obtener su satisfacción sexual de este estilo de vida y disfrutará de tu satisfacción. Mientras tanto puedes divertirte con tu nueva libertad y dejar salir a una mujer libre y independiente. NO DEJES que él decida qué clase de sexo o cuánto sexo o con quién debe tener relaciones sexuales. Recuerda esto: NO HAY OPCIONES Y ÉL NO TIENE VOZ. No debía decir nada sobre si o no debes salir con tal o cual hombre, ni si te decides por muchos. Él no debe decir nada si te vas a casa de otro hombre, o traes a un hombre a tu dormitorio (sé que él quiere probar esto - le excita). No debería decir nada cuando estés con alguien, o sobre a quien has elijido. Tú eres la que tiene el control. Confía en mí, te va a encantar una vez que te pase, y él también (incluso si él no sabe por qué le pasa eso). Cuando tú decides que vas a salir y conocer a alguien, o vas tener a alguien más, simplemente se lo dices a tu marido, en un tono suave, dando la cuestión como un hecho. No le des una opción en el asunto. Dile: "He quedado con alguien para mañana por la tarde y vamos a estar en la cama." O decir, "Voy a salir con alguien el viernes por la noche y pienso volver a casa con él después". Eso es. Tienes que compartir tantos detalles como quieras (antes y después), pero no dejes que él intente influenciarte o permitirle que moldee el evento. Se firme. Deja claro que tú estás tomando la decisión porque es lo que tú y no él quiere. Toma el control de tu sexualidad y controla ese aspecto de tu relación para esa noche. Está bien decirle lo que va a pasar antes de hacerlo. Eso es una gran parte de la emoción para muchas parejas y también su comodín para tu libertad. Comparta todos los detalles mientras tenga una erección. Pero la idea es demostrarle que tú has tomado una decisión basada en sus necesidades y deseos, y sus necesidades son secundarias a tus necesidades ahora. Muéstrele que tú eres una mujer caliente que ha tomado la decisión de sentirte satisfecha sexualmente sin él. La idea de que irás con otro hombre para tu satisfacción sexual lo volverá loco de la lujuria por ti (¡confía en mí!). Absolutamente la mejor manera de decirle todas estas es cuando tú tienes sexo con él (con coito o sin él). En el momento de venir dile tu deseo de tener sexo con otro hombre que es inevitable. También es importante mantenerlo involucrado en cada paso del camino. Compartirlo todo. Dependiendo de tu nivel de relación, es posible que desees mantenerlo al día de sus discusiones con el otro hombre, compartir detalles de sus planes, los mensajes que intercambias con él, etc. Es importante mantenerlo involucrado. Esto crea una experiencia sexualmente cargada para él, incluso antes de tener cualquier cita! Si tú estás pensando en quedar con alguién para pasar el fin de semana, aunque sea fícticio, y sea muy improbable que suceda en realidad, se lo dices. Deja que el suspense y la emoción de pensar en lo que va a pasar vuele por su mente. Es un juego. Compártalo con él y os excitará a AMBOS. Cuando llegue el gran día para encontrarse con un hombre, deliberadamente mantente alejada de tú marido todo el día. Déle algunas tareas para mantenerlo ocupado, tal vez algo para que ayude a prepararse para tu noche. Tal vez enviarlo a comprar una buena botella de vino o una nueva ropa interior para tí. Muchas parejas disfrutan del ritual del marido ayudando a la esposa a prepararse para una cita -a veces fícticia-. Puedes hacer que te ayude a bañarte o a depilarte. Pídale que te ayude a ponerte las bragas y las medias. Hacer esto establece las bases antes de tiempo. Te pone a cargo y crea una atmósfera donde él comienza a renunciar mentalmente a sus "derechos" sobre ti, y colabora activamente en ayudarte a entregarte a otro hombre. Deja que se sacuda fuera de ti mientras susurras lo que harás esa noche a tu amante, pero que no se corra. Hacer esto también refuerza el nuevo poder que tu tienes. También hará que el sexo sea más intenso entre los dos durante los próximos días. Es una parte importante del juego que tiene poderoso atractivo, y ayudará a uniros.....sigue en el blog para señoras.

No quiero perder mi tiempo ni hacerte perder el tuyo!


Son sus tareas.


Cuidado con o que deseas.


En la jaula

Recuerda.... siempre sentado.

video

Fetichistas de las bragas. Mi primer pack.

"Primer pack de 3 braguitas que he comprado y en los próximos días habrá más. Moreno."
El fetichismo de las bragas es la creencia de que las bragas (o la ropa interior femenina) contiene un poder sexual intrínseco. La conducta en esta parafilia entre otras cosas puede consistir en compartir material impreso o electrónico donde se muestren las bragas, normalmente de carácter erótico (softcore), o también puede consistir en la visión directa o contacto directo con bragas.
Proporción de fetichistas de las bragas.
Para hallar la importancia de cada uno de los diferentes fetichismos, se estudió científicamente una muestra de por lo menos 5000 individuos en todo el mundo, de 381 grupos de noticias y foros. La importancia relativa de cada uno se estimó basándose en (a) el número de seguidores que tuviese ese fetichismo, (b) el número de individuos participando en ese grupo y (c) el número de mensajes intercambiados. Dentro de esa muestra, el 12 por ciento se excitaban con la ropa interior.

El escaparate.


Sólo te doy 20 segundos!!

video

La próxima vez serán 10 segundos.

Asi lo tengo todo el dia, bien?


 J. está buscando ama y nos envia estas fotos.

Vota me gusta si debe seguir con la jaula puesta.

Vota no me gusta si quieres que retire la jaula

Creo que lo mejor es que por cada me gusta sume o reste 1 día de castidad. Por ejemplo ahora hay 10 me gusta para que siga en castidad y 1 no me gusta. Con lo cual 10-1=9 Días en castidad sin apertura.


Reto semanal superado y rasurado.


La jaula de castidad.

CHASTITY

El Servicio Doméstico Capitulo 3

El Servicio Doméstico Capitulo 3


El Servicio Doméstico Capitulo 3

Luego de mi primer día como empleada del servicio doméstico en casas ajenas, me ví abrumado por lo rápido que estaban sucediendo las cosas y la forma en que había cambiado mi vida, pasando de suplicarle a mi esposa que me sometiera a sus controles, incluyendo mi castidad, a pensar que de un momento a otro había perdido el control de todo, incluso de mi propia vida, pues ya prácticamente no tenía tiempo libre entre mi nuevo trabajo y las obligaciones de mi propia casa. Además de la jaula de castidad que mi esposa me impuso de forma permanente sin poder escapar.

Fue así como transcurrió también mi primera semana de trabajos y castigos, pues las amigas de mi primera empleadora, fueron bastante crueles conmigo, ya fuera azotando mi culo o algún otro tipo de castigo, como el que me propinó una señora relativamente joven, de unos 45 años aproximadamente, que después de realizar la revisión de mis labores, encontró una supuesta mancha en una de las blusas que había lavado a mano, me hizo tener un jabón en la boca mientras me violaba con un consolador por espacio de una hora para luego tener que volver a lavar la dichosa blusa varias veces, siempre con el jabón en mi boca y el consolador en el culo, estuve a punto de vomitar y mi culo estaba completamente adolorido por el intruso que lo llenaba completamente, además del constante dolor en los huevos por la presión de la jaula. Mientras​ tanto recibí múltiples azotes en el trasero con diferentes instrumentos de castigo, correas de cuero, chanclas, cepillos de madera y hasta con sus manos. Mi humillación fue total y mi pene crecía hasta donde la jaula le permitía, incrementando mi sufrimiento hasta límites prácticamente inaguantables. Diariamente llevaba el dinero a mi esposa y alguna que otra nota que le enviaba mi empleadora de turno solicitando mis servicios para la semana siguiente y poniendo condiciones cada vez más humillantes para mí. Estuve a punto de salir corriendo, pero mi esposa me recordaba siempre que eso era lo que yo tantas veces le había suplicado y por fin estaba cumpliendo con mis fantasías y tenía razón, entonces trataba de calmarme un poco.

A la tercera semana de trabajo sucedió algo que cambiaría mucho mi situación, pues en una de las casas que tenía que limpiar conocí al esposo de la dueña. Era el propietario de un burdel de mala muerte y quiso contar con mis servicios durante las noches todos los fines de semana. Convencido de que tendría que ir a limpiar, acudí el viernes a aquel sórdido lugar, pero mi sorpresa fue mayuscula cuando descubrí que limpiar era lo que menos haría, bueno, por lo menos limpiar el lugar, pues tendría que limpiar con mi boca los penes de los clientes que frecuentaban este sitio luego de tener relaciones con las chicas del lugar, y algunos de ellos también usaban mi culo, obviamente cancelando una tarifa adicional.

Ya prácticamente no veía a mi esposa, los escasos momentos en que podía ir a mi casa, ella estaba durmiendo, yo me limitaba a dejar en un cofre el producto de mi trabajo y asear un poco antes de tratar de dormir para reponer algo de energía para comenzar de nuevo con mi trabajo, tampoco pude volver a usar mi ropa de hombre, pues casi siempre estaba trabajando, ya sea en mi casa o en otros lugares y debía hacerlo siempre con mi uniforme de mucama. Estaba ya desesperado por no poderme correr, pues mi esposa se había vuelto muy celosa con el tema de la jaula y apenas si me dejaba retirarla para asearme y depilar por completo mi pene y mis bolas, para luego volver a encerrarlo nuevamente sin permitirme ningún tipo de estímulo. Tras meses de frustración, siempre encerrado en la jaula y constantemente violado y azotado, humillación tras humillación, mi esposa recibía siempre el dinero producido por mi trabajo, el cual utilizaba para comprar algunos artículos que mis empleadoras solicitaban como uniformes nuevos, consoladores y vibradores cada vez más grandes, también implementos de restricción como esposas, cadenas y collares de perro, jaulas de castidad cada vez más pequeñas y dolorosas, pues algunas venían con pinchos en el área del glande que castigaban cualquier intento de erección, otras tenían un anillo especial en la base del pene con unos pinchos que impedían que éste se deslizara hacia atrás. También me dijo que estaba ahorrando para hacerme poner implantes de silicona en mi pecho, pues ya era tiempo de que tuviera mis propios senos. Luego de un año reunió el dinero suficiente y mi pecho lucía unas gigantescas tetas. Cuando pude regresar al burdel después de la cirugía de aumento de senos, un cliente se enamoró de mí y me contrató toda la semana para su casa campestre donde además de limpiar, tuve que servirle como esclavo sexual y recibir toda clase de humillaciones y maltratos, siendo azotado constantemente y encerrado por largas horas en una pequeña jaula de metal en la mitad del patio de aquella casa, alimentado solo con comida para perros y agua. No sé en qué momento mi esposa le entregó la llave de mi jaula de castidad y al cuarto día liberó mi pene de su prisión. Sentí mucha alegría por poder regresar a la libertad después de tanto tiempo, pero mi frustración llegó cuando mi pene no logró tener una erección. Sentí ganas de llorar pues no podría tener mi ansiado orgasmo y cuando el dueño de aquella casa me dijo que si no lograba tener una erección en 10 minutos me iba a castrar. Si no fuera porque estaba encadenado habría salido corriendo. Por mucho que lo intentó, mi erección era por decir lo menos, patética, mi pene parecía muerto y fue entonces cuando me llevó a una habitación donde me sujetó a una mesa dejando mi pene y testículos colgando, entonces procedió a amarrarlos fuertemente con una cuerda y mis ojos se llenaron de miedo cuando me mostró un cuchillo en forma de hoz y se dirigió hacia mi trasero acariciando mi pene de nuevo sin resultados satisfactorios. Luego me vendó los ojos y me puso una mordaza en la boca. Lo último que recuerdo de ese momento fue que sentí un dolor muy intenso y me desmayé amarrado en aquella mesa, cuando desperté tenía toda mi entrepierna envuelta en vendas y estaba completamente adolorido. Lloré como un bebé pues eso no era lo que había soñado, ahora era un eunuco con unas gigantescas tetas, ya no necesitaba la jaula y tampoco podría volver a correrme en lo que me quedaba de vida. Qué motivación tendría si ya no había la posibilidad de tener un poco de satisfacción, así fuera muy efímera e incierta ?

Mi esposa me recogió en aquella casa luego de aquel aterrador momento, no pronuncié palabra durante el viaje de regreso, estaba completamente abrumado por todo lo que había sucedido y ya no encontraba ninguna motivación para seguir adelante con mi vida. Tener senos en cierta forma era algo que yo había soñado alguna vez, pero ser castrado nunca había estado en mis pensamientos ni fantasías. Ya no tenía sentido seguir así. Cuando llegamos a casa mi esposa insistió en retirar las vendas en mi entrepierna para ver el resultado de mi castración aunque a mí realmente ya no me importaba lo que hiciese. Cuál sería mi sorpresa cuando al quitar aquellas vendas descubrí que mi pene y mis testículos seguían allí, todo había sido una fuerte tortura sicológica a la que me habían sometido mi esposa y este señor para hacerme creer que era cierto lo de mi castración. Me sentí muy feliz de estar completo y no voy a negarlo, por poder usar de nuevo aquella jaula que me había acompañado por muchísimo tiempo. Desde ese día adoré mi jaula de castidad y le pedí a mi esposa que nunca más le prestase la llave a nadie, que la guardara celosamente para que mi pene estuviera protegido de algún otro loco que quisiera arrancarlo de mi cuerpo y al otro día tuve un día de descanso en mis labores de empleada del servicio en casas ajenas para dedicarme a limpiar en mi casa y atender a mi esposa.

Hoy mi fantasía de sumisión a mi esposa es una realidad de tiempo completo y ella se ha conseguido un amante, me ha dicho que ya que mi pequeño pene inservible no puede satisfacerla, entonces había tenido que buscar por fuera lo que no tenía en casa, su nuevo novio era un joven de unos 22 años y bastante atlético y bien dotado, al cual tenía que limpiar luego de tener relaciones con mi esposa en mi presencia siempre, pues mi esposa quería que yo aprendiera como es que un hombre de verdad le hace el amor a una mujer.

Hoy ya sólo voy a limpiar casas de señoras solas a las cuales les hago algunos trabajos extra con mi lengua y también les presto mi culo para que puedan dar rienda suelta a sus fantasías. No volví a el burdel ni a hacer trabajos en sitios alejados de la ciudad donde tuviera que quedarme varios días, pues siempre debía estar en casa en las noches para atender a mi esposa y su novio porque al señor no le gusta tener la comida fría en las noches, ni a su novia, por lo que yo tenía que calentarla al igual que su pene.

Andy.






Manos a la obra!!








Tomando el mando. Capítulo 8 y final.


Las normas de la casa

 

Tomando el mando. Capítulo 7.