viernes, 17 de marzo de 2017

¿Perversiones?

 Selección de Andy de los mejores post de este blog.

¿Perversiones?

La castidad forzada, la disciplina doméstica, y la sumisión.... son perversiones para muchos. No tengo ningún problema con esa etiqueta. Es correcto...De acuerdo.
Lo que hacemos con el control de castidad puede ser un objeto de curiosidad o incluso objeto de burla para los de afuera, es decir los que no lo practican o ni lo entienden y ni lo quieren entender. "Ellos hacen eso?".... Y la sonrisa pícara, o directamente la carcajada...
Creo que lo que la mayoría de esta gente ve en esto de la castidad sólo una pequeña parte de la historia, se quedan con la parte más superficial, sin llegar a entender bien en que consiste esto.
Hay mujeres a las que les resulte muy difícil de comprender que tal vez su pareja quiera que ella le inflinga dolor, no como una diversión aunque ella sabe que le gusta darle ligeros azotes como parte de un juego -probablemente, incluso, ya lo han hecho alguna vez-, sinó como resultado de un castigo.
Hay un malentendido acerca de esto.
Él no quiere ser lesionado sólo quiere sentir el dolor. Él hombre está pidiendo que su pareja le discipline. Si ella acepta dar un azote doloroso como castigo, él estará de acuerdo con eso. Pero no se trata de dar una paliza. Se trata del hecho de que ella toma el control y puede hacer llorar a su pareja cuando ella lo quiera disciplinar. Para un masoquista al que le gusta sentir el dolor, entonces el azote doloroso sería una recompensa y no un castigo. Por eso un castigo eficaz para un masoquista tiene que ser algo que no le de placer. Obviamente, con las nalgadas no funcionará.
La otra cara de esto, la más normal, cuando no se es masoquista, es que lo que ella hace con el castigo le puede dar placer. Por supuesto, gran parte del placer que él obtiene termina con la frustración porque el final feliz se omite la mayor parte del tiempo. Se trata de la práctica de la negación, imprescindible en castidad. El hombre trata desesperadamente de conseguir la eyaculación que le es expresamente negada.
No se debe confundir el proceso, de las nalgadas por ejemplo, con la meta. Si usted piensa que su pareja le está solicitando nalgadas porque quiere dolor, entonces usted está perdiendo el punto. El castigo le hace sentir a su hombre la autoridad de la señora, de su señora.
El método de comunicación son unas nalgadas dolorosas u otros castigos. Lo mismo en el sexo. No se trata de fustrar el sexo siempre se trata de controlar el sexo del hombre. La mejor manera de demostrar que la mujer tiene el control es estimular y parar, para así frustrar a tu antojo a tu hombre; debes hacerle saber que tu controlas para que disfrute de sus vanos esfuerzos incluso desesperados para eyacular.
La castidad forzada por tanto debe incidir sobre el control. Al mismo tiempo deben haber recompensas y diciendo "sí" de tanto en tanto, que también son pruebas de control, que son muy fáciles de interpretar, la cosa es que la mujer decide cuando eyacula y cómo, pues ella ejerce el control. Hacer esperar un orgasmo, hacerle estimulaciones y otra vez y luego dejarlo frustrado, y establecer reglas o normas y severamente disciplinar cada infracción, para así enviar un mensaje inequívoco de que la mujer es la que ejerce el control.

No hay comentarios:

Publicar un comentario