martes, 14 de marzo de 2017

Proyecto de ley prevé castigar toda eyaculación no autorizada con multas económicas.



Una multa de US$100 por eyacular: una congresista de Texas presentó un proyecto de ley que castiga la masturbación masculina.

Esta es la propuesta de una legisladora en Texas (sur de EE.UU.), quien pide que "todas las emisiones (de esperma) fuera de una vagina o de un centro médico" conlleven a una penalización monetaria.

La presentación de este proyecto de ley tiene un objetivo simple, dice Jessica Farrar: proteger a los niños que no han nacido. 

Bajo el proyecto de ley, cualquier eyaculación sin el propósito de procrear sería considerada como "un acto en contra de un niño sin nacer".


Además, la propuesta prevé periodos de espera de 24 horas para los hombres que deseen someterse a una colonoscopia o a una vasectomía, o que quieran comprar Viagra, y permite que los profesionales médicos se nieguen a proveer estos servicios por razones de conciencia.
Bajo el proyecto de ley los doctores deben promover entre los hombres la abstinencia o la eyaculación en clínicas para que el esperma pueda ser almacenado.

Llamar la atención

Jessica Farrar, miembro demócrata de la Cámara de Representantes de Texas, que introdujo esta legislación la semana pasada, sabe que esta nunca se aprobará.
Lo que quiere es llamar la atención sobre las duras restricciones impuestas sobre las mujeres del estado cuando deciden someterse a un aborto.
La legisladora es especialmente crítica con el más reciente de una serie de proyectos de ley que, según ella, atentan contra los derechos de las mujeres.
La propuesta pide obligar a las mujeres a enterrar o incinerar los restos del embrión producto de un aborto inducido o espontáneo.
Durante una audiencia de este proyecto legislativo el pasado agosto, el senador estatal Don Huffines dijo: "Por mucho tiempo ya, Texas ha permitido que los más inocentes entre nosotros sean tirados con la basura diaria".

Jessica Farrar decidió llamar la atención sobre propuestas como esta."Me puse a pensar que quizá lo que es bueno para uno es bueno para unos lo es para los otro", le dijo Farrar a la BBC.
"Si estamos tomando estas medidas por la santidad de la vida, simplemente no podemos desperdiciar ni una sola semilla", dijo en referencia al esperma de los hombres.
Son muchos a los que el proyecto de ley de Farrar no ha gustado.
"Sencillamente estúpido", expresó un usuario en Twitter, quien aseguró que solo un embrión necesita protección y preguntándole a la legisladora si podría usarse esa ley para la menstruación femenina.
"La vida empieza con la concepción", señaló por su parte el senador Don Huffines.

Leyes restrictivas

Texas tiene una de las legislaciones más restrictivas sobre el aborto dentro de Estados Unidos, a pesar de que el año pasado la Corte Suprema anuló una ley de 2014 que prohibía los abortos inducidos por fármacos después de siete semanas de gestación.
"Es claro que esto es para manipular", dijo Farrar, cuya propuesta de ley sugiere un equivalente masculino para cada uno de los procesos que se realizan sobre las mujeres, incluido un "examen rectal".

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario