viernes, 16 de junio de 2017

Fotonovela


“Es hora de tu entreno”…ella le decía mientras retiraba la jaula de su pene, después de asegurarse que el estaba atado y no podia levantarse ni tocar el pene.
Su pene se puso instantáneamente erecto y listo para su entrenamiento diario de estimulación y negación.
“El entrenamiento de hoy será más duro, voy a estar más rato, y empezó a acariciar suavemente el pene sin darle jalones. Al principio es fácil.
“Quién es mi esclavo?”….ella pregunto…”Soy yo, señora”…el replicó.
"Quién no quiero que se corra? ella  volvió a preguntar,....." Yo , señora"....el contestó.
“Estarás siempre en castidad para mí?”…ella preguntó…”Si señora, lo estaré”…el replicó.
Ella sabía que el ya llevaba varios meses en castidad sin correrse, solo tenía sueños húmedos en la jaula. Tras años controlando la castidad de su pareja ella sabía perfectamente cuando tenía que ir más poco a poco o parar para evitar que hubiera una eyaculación inesperada.
“Por qué te gusta esto que te hago?”…ella le preguntós, …”Por qué me gustas mucho, y estás muy buena”…el replicó…”Bieeen!”…ella dijo con tono de satisfacción.
“Yo te controlaré siempre, tu…tu cuerpo, tu mente”…ella continuó
“Harás cualquier cosa que yo te diga?”…ella preguntó mientras continuaba, “Tu cuerpo”…”Si señora”…estás respirando más fuerte ahora “Este pene es mio!”…ella enfatizó, “Tu me harás las tareas de la casa y yo tendré las tarjetas y las claves bancarias que tu tienes, si te controlo, te controlaré todo!”…ella continuó.
Él estaba cerca de correrse y ella lo sabía; él estaba muy cerca y él sabía que él no tenía permitido correrse.
“Eres mi esclavo?!”…ella le volvió a preguntar, “Si señora, si…si lo soy!”
“Mmmmm”…eso incrementó su satisfacción. “Que más me gusta oir de tí, quiero oirlo!?”…ella dijo.
Su voz ahora se estremecía, el estaba entre el cielo y el infierno al mismo tiempo.
“Me gustas mucho, eres una tia que está muy buena, voy a encargarme de todas las tareas de la casa, eres mi reina, y yo tu esclavo”…el dijo y ella dijo y que más....
“Que más?!”…su tuno y voz mostraban cierta desaprobación, “Yo quiero seguir en castidad y que me controles”..y que más o paro!”…él no estaba seguro de que quería oir ella pero él necesitaba que siguiera estimulándolo su mente necesitaba más!.
“Te daré las tarjetas y las claves bancarias…para tu disfrute”…él no sabía que decir más su mente estaba totalmente pendiente de la estimulación.
"Buen chico!”…ella dijo, “Me encanta verte sufrir así”.
“Es suficiente por hoy, vuelve a la jaula!”…no quiero que te corras. No es bueno para tí.
La jaula volvió un día más a su sitio…
Y ella decidió seguir jugando un poco más mientras estaba en la jaula.
Una vez ella estuvo satisfecha con el nivel de fustración y con el tamaño de sus bolas, ella paró la estimulación. “Ahora agradeceme lo que hago por tí, por entrenarte”. Inmediatamente él se arrodilló y no dudó ni un instante en besar sus pies como muestra de gratitud…
"Ahora me toca a mi el entrenamiento”…ella dijo mientras se ponía encima de su cara.
Ella quería tener su orgasmo …..
En este blog no prodigo de muchas fotonovelas, espero que os guste ;) más allá de la ficción de esta historia esto es lo que les gustaría vivir a muchos hombres y es lo que tienen en su mente aunque no lo digan.
Vota me gusta si es así....

No hay comentarios:

Publicar un comentario