martes, 6 de junio de 2017

Hola, voy a contar mi historia en castidad.

Hola, voy a contar mi historia en castidad.
No se si por pasar muchas horas solo por la mañana o por la noche ya que tengo distinto turno que mi mujer, veía mucho porno, y la verdad que lo que mas me gusta es el femdom o dominación femenina, a si que empecé a ver vídeos de mujeres que encerraban los pobres penes en jaulas. Me pareció muy morboso y me compré una jaula de acero, a mi mujer no le hizo mucha gracia  y a demás pesaba mucho, a si que  compre cb6000 pero esta vez no se lo dije a ella.
A hora estoy controlado por control de castidad entre diario y los fines de semana por mi mujer, y esa sensación de estar dominado es lo que mas morbo me da, cuando voy por la calle o al trabajo en cercanias las chicas van vestidas muy guapas y provocativas y mi pobre pene tiene que estar sumiso.
También trabajo con muchas chicas y mujeres que siempre bromean con el sexo, al llevar la jaula puesta es una sensación de sumisión muy especial.
Aunque por las noches cuando ni pobre pene intenta tener erecciones es doloroso sobre todo dolor de testículos, he intentado quitarme la jaula pero control de castidad tiene el código de mi candado, es imposible y solo puedo distraer mi mente y no pensar.
Ahora soy un autentico sumiso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario