lunes, 26 de marzo de 2018

Feminizado por su esposa. Capítulo 1.

Ver el prólogo.

Capítulo 1 

Mi renuente camino de la masculinidad a la feminidad.

Resultat d'imatges de feminizado sissyHace cosa de cinco años, mi estilo de vida en mi matrimonio era normal, yo era un hombre que actuar de forma masculina era tan normal como respirar. Yo era el típico hombre en apariencia y actitudes y si alguien me hubiera pronosticado que incluso consideraría la posibilidad de usar o que haría algo femenino, me habría reído de él. Hace solo cinco años que me casé con mi ahora esposa Alexia, ella desde el primer momento comenzó a implementar cambios pequeños pero claros. Ahora siempre uso ropa femenina, tengo el pelo largo,y mi nombre lo ha cambiado por el nombre de Alicia y mi pecho está creciendo y ya tengo unos pequeños pechos de aspecto femenino. Qué me pasó? A diferencia de otros hombres feminizados que conocí en mi proceso de feminización, no tenía el deseo de ser femenina o marica antes de que Alexia mostrara su firme determinación. Sin embargo, yo siempre he preferido a las mujeres alfa de carácter fuerte. También siempre fui muy cuidadoso con mi apariencia y limpieza. Eso no quiere decir que soy naturalmente sumiso, pues no lo soy, más bien al contrario, era más bien algo machista y dominante. Yo prefiero mujeres que son asertivas. Por lo tanto, no fue ninguna sorpresa que terminara casándome con Alexia. En esos primeros días, me pasó igual que con mis anteriores parejas femeninas, nos enfrentamos a veces, en una lucha de poder. Ella era, sin duda, la mujer más asertiva que había conocido. Al mismo tiempo, yo fui el
primero hombre con el que había estado y que no aceptaba su liderazgo sin cuestionarlo. En el choque de trenes, alguién tuvo que ceder, supongo, y alguien tuvo que tomar la iniciativa. Esa persona era, visto lo visto, mi esposa. Nunca discutimos ni hablamos nada de tener una relación dirigida por la mujer, la cosa fué que evolucionó así por la determinación de mi esposa.
Tampoco nunca discutimos que debería ser feminizado. Eso evolucionó también. Ninguno de nosotros había leído nada sobre la feminización forzada, ni del femdom aunque en la reflexión, mi señora Alexia, siempre había liderado todas sus relaciones de pareja anteriores. Ella no pensaba en ellas como algo de femdom, ya que eran vainilla a excepción de que ella finalmente a través de su fuertepersonalidad y su elección de novios sumisos siempre acababa mandando en sus relaciones.
Mi feminización comenzó como un juego de dormitorio. Mi señora Alexia es una mujer que le gusta experimentar y llevar las cosas al extremo. No estoy seguro de si ella misma tiene límites, ella solo me empuja a hacer cosas. Todo comenzó cuando ella me pidió que me pusiera unas braguitas que me dijo le iban grandes para nuestro juegos de dormitorio. Comenzó con unas negras y luego me las tenía que poner cada vez. Todo esto fue muy emocionante e intensificó nuestra vida sexual a un nuevo nivel. No tenía quejas y seguí sus ideas. Mi primer desafío para mi pensamiento fue cuando ella me pidió usar una minifalda. Como parte del juego . Ella por supuesto pensó que no era nada extraño, solo un cambio menor a lo que habíamos estado haciendo de todos modos. Accedí y ella me tenía preparada una falda. Las cosas siguieron avanzando desde ese punto. Primero tuve que usar una falda siempre para el juego del dormitorio, luego en la intimidad del hogar. Esto se convirtió para ella en su modus operandi, para ir aumentando mi feminización paso a paso. Ella empujaría las cosas un poco al siguiente nivel cada vez, acostumbrarme a algo nuevo, y luego seguir aumentando la feminización al siguiente nivel. Usualmente los cambios eran pequeños pero siempre incrementalmente hacia arriba. De esta manera ella pasé a usar un vestido en casa en cuestión de semanas. Para explicarlo en términos reducidos, su estrategia y enfoque fueron Me gusta lo que llevas:
1. Ella me hizo usar bragas negras durante el sexo - "Sería un juego de dormitorio divertido".
2. Mi hizo usar más bragas con encajes y puntillas - "Son solo bragas y has estado usando las negras hasta ahora sin ningún problema ".
3. Me hizo usar bragas con una minifalda.
4. Luego pasó de la minifalda pequeña, a una falda de tubo.
5. Ella me compró un vestido - "Llevabas una falda, ¿cuál es la diferencia?"
6. Me hizo llevar el vestido o la falda en casa trasladando el "juego del dormitorio" fuera de la habitación. "Usas una falda en el dormitorio, ¿por qué no en la casa?
7. Ella me hizo usar falda o vestido regularmente - "Te pones una falda para jugar, ¿por qué no todo el tiempo?".
8. Le dije que tenía frío, y empezé a usar pantys bajo la falda. Como alguien que nunca antes había tenido el impulso de usar ropa femenina, esto significaba romper durante muchos años de tabúes sociales en mi cabeza. Me sentí como si estuviera haciendo algo mal, algo desviado. Al mismo tiempo, el deleite evidente de Alexia al verme con ropa femenina es lo que me empujó. Si le agradaba, entonces no era del todo malo. Sin embargo, el tener que usar en casa ropa de mujer especialmente faldas y vestidos, desató nuevos sentimientos extraños y poderosos. Yo no estaba seguro si era porque parecía estar mal o había algo más allí, algo escondida en lo profundo de mí que Alexia sacó. La verdad es que empezar a usar artículos muy femeninos fue increíblemente emocionante, erótico y sensual. Fue en los primeros días de mi feminización, cuando todavía era un juego, que mi esposa comenzó a jugar con la idea de los nombres. En los primeros días me cambió el nombre a Alicia cuando jugaba. Ella nunca en ese momento me llamó nena, solo Alicia. . Dicho eso, ella solo me llama Alicia para hablar o escribir sobre mi En la vida cotidiana ella me llama nena . Estoy un poco preocupado de que ella lo use en público cuando estamos con amigos o familiares vainilla, pero hasta ahora eso no ha sucedido. Ella solo usa algo vago, casual que nadie le da ninguna importancia. Le gustaba la idea de que yo usará un nombre para ella como parte del juego. Ella se decidió por señora Alexia, y que tenía que usar en casa. Solo más tarde, cuando ella comenzó a escribir novelas, se dio cuenta de que tendría que usar su verdadero nombre. Le gustaba el título de Señora ya así había introducido un elemento de distinción al juego. Ser señora implicaba a alguien con un estatus social más alto mientras que yo era solo Alicia. Lo que no detecté fue que este fue el comienzo de mi feminización y el juego de rol dominante / sumiso se trasladaron fuera del dormitorio y en la vida real. Una vez que estaba usando faldas y vestidos alrededor de la casa, mi esposa señaló  el vello de mis piernas, usar medias con vello no quedaba bien. Me compró una depiladora y me persuadió para que me afeitara las piernas en la ducha. Me encantó la sensación de llevar medias, falda o un vestido alrededor de mis piernas y por primera vez comencé a darme cuenta de que ser femenino era un sentimiento profundamente atractivo. Dicho eso, nunca pensé que la cosa fuera a ser más permanente. La señora Alexia tenía otras ideas. Lo que realmente me sorprendió fue lo lejos que la señora Alexia quería ir en mi feminización. Supuse que solo me quería ver llevar faldas y vestidos, y llevar ropa interior femenina y cosas así. Lo que realmente quería era que pareciera y actuara como una verdadera chica sumisa. Esto implicaba su total liderazgo como la cabeza del hogar y mi papel
This is how many relationships are starting to go.Sometimes the GF is dominant and the BF has a more feminine persona. Once the couple is honest in this regard, they become much happier.
como su empleada de casa, criada y sumisa. Ella quiere mucho más que una feminización forzada o  un hombre con un vestido de mujer. El objetivo final de mi esposa es más una feminidad forzada donde solo conservaría mi pene y mis huevos y la función biológica que se espera que realice con ellos para ella. En todo otros aspectos ella quería verme actuar como mujer y esto incluyó no solo la ropa también los pechos, y la forma del cuerpo, la forma y los peinados femeninos. La feminidad forzada es el objetivo final de mi señora Alexia para mí, un destino que es aterrador para mí. Ella es muy clara en que si acepto eso ahora esta es la forma en que estaré viviendo. Ella no tendría ningún problema si yo empiezo a salir de casa y a vivir como mujer las 24 horas. Ella sabe que tiene que llevarme con ella y, a veces, eso es muy difícil para mí. Ella no quiere lastimarme, así que su enfoque es gradual, poco a poco, para acostumbrarme a lo que ella quiere. Luego pasó a la siguiente fase de mi feminización creciente. Ella dice es una transformación amorosa y que ella me está cambiando para bien. Me gusta verla feliz y la mirada en su cara cuando (una vez más) acepté un elemento más profundo de mi la nueva feminidad es algo maravilloso de ver. El placer en su rostro es auténtico.
Vota me gusta y continuará.

2 comentarios:

  1. Hola me encanta el relato me gustaria tener alguien asi para que me hiciera todo eso seria mi sueño gracias

    ResponderEliminar
  2. Che bello... Mi piacerebbe molto viverla

    ResponderEliminar