viernes, 31 de mayo de 2019

Sissy Karen


Palo selfie


3er Día de Set y sus objetivos

Hola a todos los lectores, el ama de Control de castidad me ha encomendado algunos relatos, la historia de "tranformandome en su juguete". De verdad me siento identificado con el personaje principal. Por otra parte también me encomendó el rasurar me los genitales.

Con respecto a la publicación de mi primer día, vosotros dicidisteis comenzar primero con un mes completo en el cinturón. Así que le cumplire :3

Así que hoy les traigo mi comprobante de castidad.
Además les quiero comentar mis motivos por los cuales estoy en castidad. Y es que verán, soy un chico de 21 años, estudiante de medicina, Gay, bastante sumiso y que desde hace mucho tiempo lleva sintiéndose incompleto por no tener a un dominante que lo guié.
Así que como ofrenda a mi futuro amo, le entregare mi castidad y aun más importante mi lealtad.
Por otro lado también estar en castidad me ayuda a estar enfocado en estudios, pero en esta ocación tengo un motivo extra y es que voy a mejorar mi condición física, para ser mas atractivo para aquel que me domine.


Transformándome en su juguete Cap.03

Mi corazón se acelero al ver a una de las maids del amo acercarse. con ella traía una vara de madera, un par de esposas, un par de pinzas para pezones y un par de pantys de algodón.

"Esta bien Ashley, entra y ven a mi lado. Tu Lilly pon tus manos sobre la cabeza, así podre verte mejor." nos dio la orden a ambas.

"Si amo." respondimos, Ashley se paro al lado del amo sosteniendo las cosas mientras yo puse mis manos sobre la cabeza.

"No hay mucho bello." me dijo mirando por encima.

"Si amo, nunca ha crecido mucho." Explique sonrojado.

"Date una vuelta lentamente." dijo mientras movía su índice en círculos.

"Si amo." dije mientras comenzaba a dar la vuelta lentamente. Casi pude sentir como recorría cada milímetro de mi desnudo cuerpo.

"Lilly quiero que te pongas los pantys, quiero ver como de feliz te hace usar ropa interior de mujer." Me ordeno.

"Si amo." respondí y me acerqué a donde estaba Ashley, para tomar los pantys. Después me devolví al lugar donde estaba. Aun atónito por la orden, pero no queriendo ser castigado nuevamente, simplemente me los puse sin pensarlo. Pase mis pies por cada agujero y lentamente lo subí por mis piernas, la sensación del algodón me estimulo bastante las piernas y las nalguitas, pero cuando llego a mi culo y pene la sensación que genero el algodón, era como plumas rozándolos, además inmediatamente tuve una erección que apenas sobre salía por un lado del panty.

"Oh mira eso Ashley nuestra sissy se ha excitado un montón de solo ponerse los pantys." dijo con una mueca sarcástica. yo me volví a sonrojar, pero antes de que mediera cuenta el se paro, toma las esposas, camino tras de mi y me esposo las manos detrás en la espalda. Realmente no estaba seguro de que iba a pasar a continuación. pero el solo volvió al frente y me miro fijamente a los ojos.

"¿Dime, has tenido algún encuentro con un hombre, alguna vez besaste a uno?" me pregunto aun mirándome fijamente.

"No amo, nunca lo he hecho." Respondí de forma nerviosa. El aproximo una mano a mi espalda y otra a mi cabeza encerrándome y besándome. el desplego su lengua casi hasta mi garganta, yo apenas me creía lo que estaba pasando, mientras mi erección se hacia mas fuerte. Ahí estaba yo en la casa de un hombre que había conocido en internet, esposado, usando ropa interior de chica y besando a ese hombre. Nunca había besado a un hombre antes, pero para mi se sintió tan bien y pronto nuestras lenguas jugaron juntas.

Estaba en una especie de placer, donde tenia mis ojos cerrados y El amo comenzó a usar su otra mano para explorar el resto de mi cuerpo. comenzó acariciando y pellizcando mi trasero cubierto por el panty. al principio no me agradaba la sensación de pinzamiento, pero rápidamente se transformo en algo muy placentero. mis primeros gemidos fueron ahogados por nuestro beso. el quito la mano de mi culo y la puso en mis pezones, simplemente fue asombroso y con su otra mano me acariciaba la ingle como si fuera un coño, con el índice en el perineo y el pulgar por encima del glande. Yo simplemente quede en éxtasis.

Sus labios de alejaron de los míos mientras continúo jugando con su mano en mi ingle, mi pene estaba chorreando liquido pre seminal y yo solo suspiraba del placer.

"Pienso que disfrutaras mucho de ser mi sissy Lilly. Estas chorreando como una mujer y gimiendo como una zorra en calor, solo por tocarte por encima tu penecito o debo de decirle clítoris." Dijo mientras continúo moviendo la mano.

"Te gusta cuando te toco así?" me pregunto.

"Si amo, me encanta." respondí. Entonces el escupió en mi pene y comenzó a moverlo lentamente, el placer fue suficiente para hacer mis rodillas doblarse, pero el continuo.

"quiero que comiences ha hablar como una buena niña. Además, te será fácil, ya que tu voz no es muy masculina pero tampoco femenina. Las hormonas ayudaran un poco con eso, per hasta entonces vas a hablar mas suave y femenino. entendido?" Me pregunto mientras que detenía su mano.

"Si amo." Respondí lo mas femenino que pude. El sonrió y continúo moviendo su mano en mi ingle.

Tomo la Ball gag y detuvo la estimulación.

"Abre." El inserto la bola en mi boca quedando bástate apretada. me sentía extraño al tener eso en mi boca. pero me resultaba también muy excitante.

"Algunas cosas que debes saber de mis clientes. a muchos de ellos les gusta mucho los fetiches. a otros les puede gustar solo follarte, pero otros te amarraran y te atormentaran, otros querrán volverte un pony girl, mientras que otros te trataran como a un bebe y te pondrán pañal. Nada lo suficientemente fuerte para causarte daño permanente." Explico poniéndome las pinzas en las tetillas, el dolor fue inmediato pro el ignoro mis quejidos y continúo hablando.

"Ahora vamos a hablar de tus tetitas. hoy comenzaras a tomar hormonas que te las aran crecer, pero para acelerar el proceso tus tetitas deben ser estimuladas, por bastastante tiempo cada día. Tus tetas van a ser pinzadas, aplastadas, les pondrán vibradores, serán succionadas, por muchas horas cada día." El explico dándole pequeños alones a las pinzas, causando mucho dolor. pero al terminar volvió a estimular mi ingle.

"También todas esas hormonas harán que tu pene se reduzca, quizá no mucho al principio, pero lo harán se casi que como un botón." Dijo mientras seguía tocando. realmente yo encontraba muy excitante que hablara de mi pene de esa forma. con el aun moviendo las cadenas de las pinzas y moviendo su mano en mi ingle, pronto sentí la urgencia de eyacular. Al darse cuenta detuvo el movimiento y acaricio mis testículos.

"Esta mi putita a punto de correrse? Hazlo, córrete como la guarra que eres." Dijo mientras continuaba moviendo su mano. yo sabia que solo aguantaría unos movimientos mas antes de correrme.

El susurró a mi oído "Cuando este cerca a ti, tu no serás nada mas que mi putita, hambrienta de polla."

Y fueron esas palabras las que derramaron la copa. me vine en la mano de mi amo. luego el la restregó en mi cara y boca. al principio me asusté, pero, pronto comencé a disfrutarlo, el sabor de mi semen en mi boca.

"Creo que por ahora es suficiente, sígueme." me ordeno mientras halaba las pinzas para que lo siguiera. camine por su casa esposado, con el gagball y usando los pantis y las pinzas en mis tetillas. hasta llegar a una puerta en el salón principal.

"Este es tu cuarto, te quedaras desde ahora." Dijo mientras abrio la puerta.

El cuarto no era nada especial, pintado de gris, tenia una ventana con cortinas, una cama, un vestier, y un espejo con un juego de maquillaje además de un baño. El me guio dentro del baño, el cual tenia una ducha, un lavamanos con espejo y un set de toallas. el tomo la llave y me quito las esposas, luego la gagball y por ultimo las pinzas, lo que me hizo retorcer de dolor.

"Cuando te deje quero que pongas tus pantys en la esquina. tomes las rasuradoras y la crema de afeitar, los productos de higiene dental, las toallas, el jabón, el champo y el acondicionador y te metas a bañar." dijo mientras apunto a la ducha.

"quiero que te bañes, laves tus dientes, te limpies y afeites todo el bello corporal. no vas a tener pelo sino en tus cejas y en la cabeza desde ahora. Además, quiero que te hagas un enema para limpiarte bien, la caja tiene las instrucciones." Explico.

"Cuando estés lista, ahí estarán las ropas que quiero que uses, sobre la cama. una vez que te vistas sal de tu cuarto y Ashley te llevara a la cocina, allí nos veremos. Tendrás una hora para que estés lista. si no estas listan en 60 minutos vendré a ayudarte, pero no será bueno para ti. no me hagas venir aquí." Advirtiéndome, para después salir sin poder decir nada.

Me acaricie las tetillas por unos segundos, para pasa el dolor. rápidamente me bañe, me lave los dientes, me tomo algunos intentos, pero logre entender como usar el enema y admito que se sintió delicioso. Después de limpiarme afeite la poca cantidad de pelo en mis brazos, piernas, axilas, pene y cara.

Salí del baño y encontré la ropa sobre la cama. Me sentí avergonzado por las ropas, dándome cuenta de que desde ahora así seria yo. Era una minifalda negra, una camisilla rosada, un bracier tipo deportivo azul y blanco en conjunto con unos pantys, y finalmente unos tacones plateados de 10 cm.

Me puse los pantys, intenté adivinar como ponerme el bracier. luego la falda y la camisita y finalmente los tacones. me tambalee al principio, era mi primera vez, pero logre mantenerme en pie. Salí del cuarto y me encontré a Ashley quien me dio un cumplido.


"Por favor sígueme a la cocina." pidió suavemente.

"esta bien." Dije mientras la seguía. Mientras caminábamos el aire frio del salón me acariciaba las pantorrillas y eso se sentía increíble. Me sentía muy vulnerable y expusiera mientras usaba la minifalda. los tacones punteaban el suelo mientras caminábamos para llegar a la cocina.

"Te ves hermosa Lilly." Dijo feliz. Yo me sonroje y mire al suelo.

"Gracias amo." respondí.

"No tienes nada de que avergonzarte. con ese cuerpo y carita tuya ya eres bastante femenina. ¿Ahora vamos a ir al pueblo, pero quiero saber si tienes hambre?" me pregunto.

"Realmente si amo." Le respondí.

"Que tal una malteada para saciarte?" Sugirió.

"Seguro. muero por una." me sentí algo confusa, una malteada? Eso no sonaba como una comida. El amo abrió la nevera y miro dentro.

"Que sabor te gusta Lilly? Tengo chocolate, vainilla, fresa y banano." Dijo.

"tomare chocolate." Entonces el. tomo un vaso y lo puso sobre la mesa. Abrió el embace, tomo una cucharada y la deposito en el batidor. Parecía que realmente si era una malteada.

"Bébela rápido, tenemos que salir rápido." Explico. Tomé un gran sorbo y me sorprendí de lo rico que sabia.

"Esta muy rica amo, gracias." Dije sonriéndole.

"No hay de que, espero la disfrutes, porque esa será tu principal dieta de ahora en adelante." Explico. me atragante al oír eso.

"Tu solo tendrás líquidos de ahora en adelante, y solidos en ocasiones muy espaciales. no te preocupes, los batidos tienen todos los nutrientes necesarios. Además, esta cargado de una gran cantidad de hormonas." El indico. Estaba muy sorprendido por todo eso, pero no dije nada, por temor a hacerle enojar.

"Ahora bébelo, tenemos que irnos." Ordeno. Bebí rápidamente el batido y me sentí muy lleno lo cual me sorprendió. Supuse que era el efecto de las vitaminas en el estomago.

"Antes de que salgamos necesito encargarte algo. Britney trae la caja." le ordeno.

"Aquí esta ama." Dijo ella sosteniendo una caja de carton. el la abrió y saco de allí lo que parecía el contorno de un pene.

"Sabes lo que es Lilly?" me pregunto.

"no amo, no lo se" respondí.

"Esto es un cinturón de castidad, el Holy trainer nano para ser preciso. Esto evitara que tu pequeño clítoris se ponga duro. de ahora en mas estarás encerrado y solo te liberare cuando yo diga." Explico. Eso realmente me asusto, no poder tener erecciones ni masturbarme.

"Amo realmente no me gustaría encerrar mi pene." Le explique. Tan pronto esas palabras salieron de mi boca supe que había cometido una gran falta de respeto. El tomo el cinturón y vino hacia mi, me tomo de la cabeza y la puso contra la mesa, mientras que con su otra mano alzo mi falda, me bajo los pantys hasta las rodillas y comenzó a azotarme sin descanso por segunda vez en el mismo día. dándome golpe tras golpe en cada nalga, me retorcía y suplicaba por perdón, pero el siguió castigándome con toda su fuerza hasta que mi trasero estuvo nuevamente rojo y caliente.

"Segundo strike sissy. uno mas y estarás durmiendo desnuda en la casa del perro afuera hoy!" Me. advirtió.

"Lo siento mucho amo. no volverá a pasar lo prometo!" Le suplique por perdón. sabia que la advertencia iba muy enserio.

"Es mejor que no te pares y sostengas tu falda, así Ashley podrá ponerte el cinturón de castidad." nos ordeno.

"Si amo." Respondí mientras sujetaba la falda.

Ashley, entonces procedió a ponerme aquel aparato. Sentí el frio plástico acomodarse holgadamente a mi pene encerrándolo. Lo único que restaba era poner el seguro. Ella se paro y el amo puso el seguro sin mírame.

"Mírame sissy." Me ordeno. Yo lo mire a los ojos por un instante que duro una eternidad. Entonces escuche el chasquido del seguro, y justo mire al cinturón ahora cerrado.

"Tu clítoris me pertenece perra." Me dijo seriamente.

"Si amo." Dije sosteniendo mi falda y siendo encerrada en castidad por el amo.

"Si te hace sentir mejor mira a Ashley y a Britney." las señalo.

"Chicas alcen sus faldas." Les dio la orden.

"Si amo." Ellas levantaron sus faldas, revelando los pantys que llevaban y así ves a ellas también las tenias encerradas en cinturones de castidad aun mas pequeños.

"Mira todas mis sissies, que estén bajo mi ala en esta casa están encerradas en castidad." Me explico

"Ahora vámonos, que necesito llegar al pueblo." El me ordeno. Subí mis pantys y ajuste mi falda otra vez.

"A donde iremos amo? “Pregunte.

"Iremos a maquillarte." dijo sonriendo.

jueves, 30 de mayo de 2019

El foro de Control de castidad supera las 200.000 visitas.

Foro sobre castidad

Foro sobre castidad

Transformándome en su juguete Cap.02

No podía creer lo que estaba pasando. Estaba en un avión, de camino a conocer a mi dueño. Todo comenzó cuando lo conocí en un chat gay y le dije que quería ser feminizado, ser una sissy. Hablamos y antes de que me diera cuenta, el me había enviado el tiquete para ir a su hogar. Deje mi casa en mitad de la noche y una nota para mis padres, donde les explique que me iba para ser feliz y que no lo entenderían al principio, pero con el tiempo lo entenderían.  

tome todas mis cosas, no eran muchas, y un par de cambios de ropa y unos utensilios básicos. Le escribe a mi amo que había aterrizado y el me dijo que me vería afuera en el área de recogida de la terminal. Al principio estaba aterrado y me preguntaba si no seria capaz de encontrarlo, pero tan pronto estuve fuera pude verlo. 
“Bien ahora dame tu maleta y metete al auto” El me ordeno.
“Si amo.” Respondí sumisamente mientras le daba mi maleta. El abrió la puerta del auto y me dio una palmada rápida en mi trasero antes de que me sentara. Me sentí extremadamente caliente por ese golpe y por estar llamado a otro hombre como amo, deseé para mis adentros mastúrbame en ese momento y en ese lugar. El abrió la puerta de atrás y deposito mi equipaje, para luego sentarse en el asiento del conductor.
"Mi casa esta más o menos a una hora y media de aquí entonces aprovecharemos para hablar hasta llegar “me explico. 
"Si amo." Respondí sencillamente.
Estuvo manejando, camino a las afueras de la ciudad y nos internamos mas en el área rural mientras hablábamos. 



“excelente elección y confía en mi, vas a amar tu nueva vida como sissy.” Me dijo.
“También comienza a pensar en un nuevo nombre para ti. Si quieres puedo darte uno.” Se ofreció.
“Estoy de acuerdo Lilly” El respondió. 
EL amo se parqueo y al salir tomo mi maleta, y la llevo dentro de casa. 
“Bienvenido a casa Amo.” Ellas dijeron al mismo tiempo mientras hacían una reverencia.
“señoritas, esta es Lilly, la nueva. Lilly la chica de cabello rojo se llama Ashley, y la otra con cabello negro Britney.” El explico señalando a cada una.

“Si amo” ellas respondieron, inmediatamente comenzando con sus encomiendas.

“Si Amo.” Respondí sumiso.
“Desnúdate.” Ordeno.
Estaba un poco confusa al principio, pero no quería esperar a hacerlo enojar, así que me quite los zapatos, las medias. La camisa y los jeans.
“Boxers también.” El dijo impacientemente. Así que me los quite. Cubriendo instintivamente mis genitales.

La tenia un aura que me hacia sentir inferioridad. Esa misma aura me hacia querer entregarme a su control. Quizá fuese el hecho de que el fuera mas alto que yo, midiendo 1.87 m, o quizá porque fuese mas acuerpado. El estaba vestido con unas bermudas, una camisa negra y unas sandalias, con esa vestimenta se le notaba su cuerpo muscular.
Para ser franco había fantaseado con un hombre mas grande y fuerte tomando ventaja de mi. Trate de ocultar mi erección, tratando de caminar como pingüino hacia el, cuando me vio sonrió. Ya que se dio cuenta de que estaba excitado por el. Solo pude sonrojarme mientras caminaba hacia el, y a su vez el caminaba hacia su coche.

“hola mi pequeño sissy, como estuvo tu vuelo?” El me pregunto alzando su voz, haciendo que algunas personas escucharan. Mi cara se puso roja de la vergüenza.

“estuvo bien” respondí calladamente.

“Bien, me gusta escucharlo, por cierto, ¿trajiste el certificado de nacimiento que te había pedido?” El me pregunto.

“Si esta en mi maleta.” Respondí aun sonrojado. La sonrisa desapareció de su rostro y se transformo en una mirada enojada.

“Si que putita?” El pregunto bastante enojado. Yo entendí que había hablado si referirme adecuadamente a mi amo.

“Si amo, tengo el certificado en mi maleta.” Respondí tratando de enmendar mi error.



“yo pienso que es hora de que me demuestres la razón por la que vives.” El dio mientras seguía concentrado en la carretera.
“Lo que estoy haciendo por ti es una parte de mis negocios, veras yo manejo un negocio de “acompañantes” y todos mis acompañantes son sissies. Que se han hecho mas populares que las mujeres porque no había riesgo de embarazo, no menstrúan. Ahora comenzaremos tu feminización y será tanto fisca como mental. Hormonas, ropas y cirugías cuestan un montón de dinero. El que tu pagaras siendo una de mis putitas” Me explico.

“tu cuerpo va a cambiar de forma y tamaño. Tendrás curvas y un delicioso culo. Con el tiempo desarrollarlas un par de tetas y caderas también. Las hormonas detendrán el crecimiento de tu bello facial, y el cabello te crecerá mas rápido, tu voz será mas suave y femenina.” Continúo explicando.

“Ahora una vez tu pagues contrabajo, vas a ser libre de irte o quedarte trabajando, con un muy buen nivel de vida, pero mientras estés en deuda conmigo serás de mi propiedad. Serás mi putita, mi juguete para vestir como yo quiera además de follarte cuando me apetezca, si te resites te castigare. Tu solo serás un juguete sexual para mi y para muchos” El me dijo y mientras yo solo trataba de procesarlo.

Llegamos a un cruce al lado de un pueblo. El detuvo el auto y saco un sobre con dinero, del cajón de la consola.
“Dentro de este sobre hay una buena cantidad de dinero. Y va a ser tu única oportunidad para cambiar de opinión antes de que comience tu entrenamiento como una de mis mascotas. Ahora, si vas directo, llegaras en veinte minutos del pueblo y entonces podrías tomar un taxi e irte de nuevo a tu hogar. Pero si te quedas conmigo te entrenare como la mejor sissy. Ahora elije, pero hazlo sabiamente, porque una vez que decidas no habrá vuelta atrás.” El me dijo cerciorando se de que estuviese entendiendo todo hasta el mas mínimo detalle.
Pensé muy enserio cada opción. Ya que mi decisión cambiaria mi vida por siempre. Calcule los pros y los contras de las dos opciones. Pero finalmente tome mi decisión.

“Amo quiero quedarme con usted. Para ser la chica más femenina y aprender a complacer a los hombres convirtiéndome en tu putita travesti. Por favor transfórmame en tu juguete amo, te lo suplico” Le rogué.

El amo sonrió y puso el auto de nuevo en marcha.


“siempre me había gustado el nombre Lilly, me parecía muy tierno y femenino” respondí.


Entonces llegamos a su hogar, no era una mansión precisamente, pero si que era bastante grande y espaciosa. Una extensión enorme de tierra en cada dirección era silenciosa y pacifico ahí afuera.


“Vamos Lilly tu entrenamiento comienza desde hoy” me ordeno. Yo solo me acerque al acuchar mi nombre y realmente me gustaba como sonaba.

Caminamos dentro, por un gran portal. Cuando abrió la puerta, había dos maids. Una era blanca con cabello rojo y ojos azules, mientras que la otra era morocha con una larga cabellera negra y ojos cafés. Ambas tenían su cabello atado con pony tails, además estaban vestidas con sexys uniformes de maids, que incluían tacones negros y altos, medias altas, una falda extremadamente corta con un delantal y para finalizar un collar con su respectivo nombre y dueño.

“Ashley ve a por algunas de mis herramientas pare entrenar y búscame en el estudio y Britney toma la malera de Lilly por favor” El ordeno a ambas.
“Tu me vas a seguir.” Ordeno señalándome.


Caminamos por la casa hasta llegar a su despacho. Era bastante grande con estanterías y libros, un sofá de cuero y algunas sillas de cuero, además de una chimenea. El amo se sentó en la silla de cuero y me miro completamente.




“Quita las manos de tu pene” ordeno.

“Lo siento amo, es solo que estoy algo avergonzado.” Explique sonrojándome. El Amo se enojo y parándose de la silla camino hacia mi y tomándome por la oreja hasta una silla.

“Ow, ow, ow!” me queje de dolor mientras jalaba, entonces el me puso sobre sus rodillas y comenzó a azotarme el trasero, no de forma juguetona, si no con intención de hacer daño. Golpeando cada nalga tan fuerte como podía. Yo me retorcía y quejaba mientras me sujetaba y azotaba. El continuo con sus manos en mi trasero, hasta que comencé a llorar pidiéndole que parar, pero no fue hasta que mi trasero estuvo completamente rojo y caliente que se detuvo.

“no me vas a volver a desobedecer zorra!” el exclamo dándome un azote final, para justo tirarme al suelo. Me pare rápido y sobe mis nalgas adoloridas. Iban a estar así por algunos días.

“Amo traje las herramientas.” Dijo Ashley y silenciosamente se adentro en la habitación, cargando un arnés, unas pinzas para tetillas, un gag ball, un par de muñones, una tabla y un par de panties de algodón.

“Bien hecho Ashley. Ahora podremos tener algo de diversión real” Dijo el amo sonriendo de forma siniestra.

miércoles, 29 de mayo de 2019

Transformándome en su juguete Cap.01

Esta es la historia de como me convertí en el juguete de mi amo. Todo comenzó cuando tenia 19 y me llamaba David Romero. estaba pasando por una etapa depresiva. Mi novia me había dejado, me estaba yendo terrible en la universidad y odiaba mi trabajo. 

lo único seguro que tenia era internet y porno, y déjenme decirles algo, si que había buen porno. con el pasar del tiempo pase del porno hetero sexual a el transexual y el gay. nunca supe el por que, pero me gustaba mucho el travestismo, la transexualidad y las sissies. 

Con el tiempo me di cuenta de que no quería ser el chico de los videos porno, si no la chica. Comencé a fantasear con que me transformara en una linda, sexy y putita sissy, que chupara pollas y fuera cogida por chicos.

no pensé que fuera gay al principio, pero todo comenzaba a tener sentido, nunca había sentido algo serio por mi exnovia o me había atraído ninguna mujer. comencé a meterme a chats gay compartiendo mis fantasías con completos desconocidos, ellos respondían que con narraciones de como querían follarme o transformarme en una putita. Y LUEGO LO CONOCí A EL.


Su nombre era Sr. Sir y me dijo que el podía hacer mis fantasías realidad. Estuvimos chateando por horas todos los días por muchas semanas. incluso me dijo que su verdadero nombre era James, realmente me gustaba ese nombre. También le dije mi verdadero nombre. el me pregunto por fotos mías para ver que tan femenino era. Al principio estaba reciliente, pero finalmente cedi y le mande las fotos mas recientes que tenia. El respondió que le gustaba lo que veía y por alguna razón me sentí muy feliz con esas palabras yo media menos de 1.70 m, era bastante delgado, aproximadamente 65 kg y mi cabello era un castaño claro. 

Entonces el me pidió que habláramos por Skype y yo estuve de acuerdo, mientras esperaba a que el se conectara estaba muy nervioso por alguna razón. mi corazón latía rápido y sudaba, era sorprendente de cuan nervioso me ponía conocer a este chico. y finalmente me llamo.

El era blanco con un cabello negro y ojos verdes. aparentemente de 30 años, incluso pensé que era mucho mayor que yo y que era increíblemente apuesto.

"hola". dijo con una sonrisa. 

"Oh holi." respondí con rapidez y sintiéndome realmente estúpido por no tener nada mejor que decir. 

"te ves realmente bonito para ser un niño." me dijo con ironía. yo me sonrojé y no pude verlo mas a los ojos.

"gracias." le respondí sin mirarlo.

"no es nada de los que avergonzarse, realmente tienes un rostro y cuerpo muy femenino. déjame adivinar eres medio hispano, medio blanco, cierto?" El pregunto.

"Si, soy medio mexicano y medio irlandés, señor" le respondí.

"genial nunca he feminizado a un latino antes." El dijo.

"Espera has hecho esto antes" pregunte, mirándolo atónito.

"si, he feminizado a muchos chicos y todos consintieron su transformación." comento orgullos.

estaba un poco asustado por lo que acababa decir. este señor realmente sabio lo que hacia.

"wow estoy en shock, la mayoría de los chicos con los que he chateado en este sitio nunca había transformado a nadie en la vida real." respondí sorprendido. 

"bueno a mi no me gusta la mayoría de los chicos, ahora tengo algunas preguntas para ti, si no quieres responder alguna esta bien, pero si realmente quieres ser mío necesito saber de ti, esta bien?" El pregunto.

"seguro." respondí de inmediato a su propuesta.

"Tienes algún problema medico?" 

"no."

"Si nos conocemos en persona podrías mostrarme tu certificado de nacimiento y tus expedientes médicos?"

"Si."

"Superarías tus limites y aceptarías mis fetiches?"

"si."

"Estarías dispuesto a separarte de tu familia y no volver a verlos nuevamente?" El pregunto. Mientras lo decía fue como una eternidad antes de que pudiera responder.

"si, podría." respondí.

"estarias dispuesto a tener sexo anal y oral solo con los hombres que yo diga?" 

"si."

"Te gustaría conservar tus genitales?"

"Si."

"Estarías de acuerdo con mudarte lejos de donde actualmente vives?" 

"si, si puedo."

"estarías dispuesto a recibir modificaciones corporales y cirugías?"

"Si."

"Tienes alguna STD's?"

"No."

"Bueno eso es todo por ahora. quiero explicarte otras cosas. yo tengo los recursos para hacer tu fantasía realidad, pero es un completo cambio de vida, que una vez que empiece no tendrá marcha atrás. estas seguro de querer entrar en esto?" me pregunto de forma muy seria asegurándose que entendiera bien la magnitud de la situación.

"si lo estoy, en un 100%. mi vida es una mierda y esto parece la única forma de darle nuevamente sentido a mi vida." le explique. 

"Todo bien, una cosa que tengo que asegurarme que tengas claro es que mientras estés bajo mi ala, vas a obedecerme en todo lo que diga. yo seré tu maestro y tu dueño. y tu serás mi sissy slave mientas te entrene para ser la perfecta putita. ¿Es algo para lo que estas preparado?" pregunto.

Mi corazón latía muy fuerte, pensé que explotaría. tenia que tomar esta decisión bien, ya que transformaría mi vida por completo. sabia que, si no tomaba esta oferta, mi vida seguiría siendo terrible y seria como estar muerto en vida, tiendo responsabilidades, trabajo. yo sabia que esa vida que me proponía era la que yo deseaba.

"si. te obedeceré." respondí de forma sumisa 

"todo esta listo, de ahora en adelante me llamaras amo, entendiste esclavo?" respondió con voz dominante. 

"Si amo." Respondí. Responder de esta forma me puso extremadamente excitado incluso creí que podría tener un orgasmo de tan solo estar hablando con el. 

"Bien ahora una cosa que me gusta para mis nuevos juguetitos es que me supliquen por ser feminizados. quiero que lo digas" me ordeno dominantemente.

"Por favor amo transfórmame en una chiquilla. deseo que me feminices como una sissy!" exclame 

"Como desees." el respondió sonriendo.

Set ha vuelto a estar en castidad

Hola a todos los lectores, por fin he salido a vacaciones de la universidad y puedo volver a estar dedicado a mi transformacion en un uke. Mientras lo hago les quiero contar que aun busco a un seme (un activo dominante) y mientras aparece en mi vida para tomarme, me dedicare a ponerme en forma y ser lo mejor sumiso que pueda.

Quisiera que participen y me comenten con cuanto tiempo deberia comenzar 15 dias o 1 mes, me gusta para el mes y no me gusta para los 15 dias.


Sissy


En la playa


martes, 28 de mayo de 2019

La audiencia del blog decide.

Buenas tardes audiencia del blog de Control de castidad.

Por la vergüenza de flojear cuando llevaba 20 días me he esforzado en cumplir otra vez 45 (se cumplirán mañana a mediodía realmente). Y ahora por una parte ansío los segundos de alivio que da un orgasmo y al mismo tiempo quisiera seguir sintiendo la tensión que genera su privación y estar enjaulado. Dígame qué desea que haga, por favor. Ansío el momento de recibir sus instrucciones sean las que sean. El breve momento de leer sus palabras y someterme a su decisión me pone en trance.

Vota me gusta si das permiso para el alívio después de 45 días.

Vota no me gusta si no das permiso y la castidad debe llegar a los 50 días para poder volver a preguntar a la audiencia nuevamente.




Selfie.


lunes, 27 de mayo de 2019

Compromiso


Ciclismo y castidad.


Se recomienda el uso de arnés.

Fustración.


Conjunto.


sábado, 18 de mayo de 2019