Fase 4. Como poner el dispositivo

Contrariamente a lo que pueda parecer, la castidad masculina es una gradación entre la castidad masculina permanente (con total negación del orgasmo), que está en un extremo, y la castidad como un pequeño juego sexual (en el que sólo se bloquea para excitar y después ser liberado) en el otro extremo. Y a pesar de que hay algunas personas que practican ambos extremos, la mayoría de nosotros practican o desean practicar la castidad en un mediano plazo dentro de esta gradación (un compromiso entre la castidad permanente y eventual). Esto es evidente por sí mismo, si se tiene en cuenta racionalmente el asunto, pero si se accede y la lectura de los blogs y foros en línea, usted siempre tendrá una visión (no realista) que la práctica de las personas (dicen que) de formas castidad más extrema, es decir, una negación total todo el tiempo. Ahora, ¿por qué es esto tan importante para ser discutido? Bueno, en general, el tipo de dispositivo o el cinturón que usted elija será determinado en qué momento de esta gradación entre los extremos de sus deseos de castidad está (y recordar la segunda fase, en que sugerí que conserve un objetivo bien definido a cumplir desde el principio del proceso). Por ejemplo, si lo que realmente quieres probar un posible pequeño juego de castidad para tal vez un fin de semana, más o menos, un dispositivo como el CB6000s puede ser apropiado. En algunos casos, los dispositivos de este tipo son satisfactorios aunque sea por un período de tiempo más largo, pero por lo general no es el caso, ya que tienden a hacer oler después de un uso prolongado, y incluso se podría romper. Pero si quieres experimentar algo más adecuado para su uso a largo plazo, el logro de una seguridad total, tratar de conseguir un cinturón metálico. Dentro de estos hay muchos tipos, el más extremo cubre de forma completa (que implica toda la cadera del hombre y no sólo el pene y el escroto), se trata del cinturón "Latowski" podría ser más apropiado para fase más avanzadas y con más experiencia previa consolidada. Volveremos hablar más específicamente de los dispositivos de castidad próximamente. Pero por ahora, vamos a hacer hincapié en cómo conducir (a) compañero (a) a aceptar la idea de la práctica de la castidad masculina. Es importante actuar con cuidado y tomar este tema muy lentamente. Recuerde, usted puede haber pensado en ello durante mucho tiempo (tal vez años), por lo que sólo usted sabe el tema en su conjunto y tener una buena idea de donde usted quiere terminar. En cuanto a su (su) compañero (a) es más probable que vea todo esto con una visión muy superficial. Tanto desde el punto de vista de la mujer y el hombre, está sugiriendo algo a ella (a) suena como una relación de cambio radical para toda la vida, y siempre tendrá un aspecto aterrador. A nosotros, los humanos no les gusta el cambio, especialmente cuando ese cambio no es parte de nosotros. Ahora, como usted sabe que su mejor socio que considere lo que escribo aquí, pero utilizo el filtro de su propia experiencia de lo que él o ella le gusta o no le gusta. Dicho esto, quizás el más fácil y menos amenazante para empezar a utilizar un dispositivo es la elección de uno de los plásticos que son más simples, como se describió anteriormente. Si usted es un hombre, entonces te recomiendo que no le pide asumir la responsabilidad del dispositivo desde el principio. Póntelo en ti mismo y decirle que de vez en cuando lo bien que se siente cuando lo lleva. Para poner bien el pene se recoienda utilizar una bolsita de plástico la cual la pasas por la obertura de la jaula y luego con la parte abierta de la bolsa recoges la punta del pene y tiras de la bolsa con cuidado. Así tendrás el pene bien colocado hasta el extremo. Hay quién ata el pene, pero con la bolsa y un poco de práctica resulta mucho más fácil sin necesidad de usar ninguna crema o lubricante.
Una vez colocado has de seguir siendo atento y cariñoso, pero sin ser un plasta. Resista la tentación de insistir en que deseas que ella tome las llaves, y nunca, nunca te corra de nuevo;-),... sin permiso. Como he dicho antes, esto es nuevo para ella. Es gradual. Si usted es una mujer, usted puede manejar básicamente de la misma manera, sólo que en su caso, ya puede asumir la responsabilidad de tomar las llaves en su poder desde el principio, y luego la cosa se pone un poco más fácil y cómoda. El propósito de todo esto es para que se sientan cómodos con el dispositivo. ¿Quieres seguir viviendo su vida de forma normal - así que hay que dejar claro que el uso del dispositivo no se cambia la vida, las costumbres y aficiones de adentro hacia afuera, pero será sólo algo que añadir a esta vida y la cambia por mejor. Luego, después de unos días, repita la noche romántica que tenía antes, sólo que esta vez, cuando tiene relaciones sexuales, mantenerlo bajo llave con el dispositivo puesto (o si usted es una mujer, alabarlo por él se compromete a mantenerse bajo llave, digamos que está emocionada y feliz por ello). Una vez más, dependiendo de su pareja, como ustedes saben, las promesas de su liberación, ya sea al final de la sesión o al día siguiente, si siente la necesidad de convencerlo. Si algo sale mal, simplemente relajarse. Esto no tiene por qué ser una negociación, a menos que quieras que sea. Y de nuevo, después de hacer el amor, hablar de sus sentimientos y se centran en las partes buenas de mantener la castidad. Estamos tomando las cosas con calma, paso a paso, mostrando en cada etapa no hay nada que temer y que uno siempre debe resaltar las ventajas de la castidad de los hombres. A menos que usted está decidido (a) sólo tratar de castidad ninguna manera restringir el uso sólo uno o unos pocos días (que es perfectamente posible, ya que es su vida), su objetivo último como el hombre va a tener a su esposa manteniendo su llave, y como mujer, será la llave para su hombre - que puede tener muchos significados y consecuencias. Esto, lo veremos en la siguiente fase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario