domingo, 13 de mayo de 2018

Honestidad...

Portrait of unhappy young couple in bedroom
La razón por la que elegí la imagen de arriba para acompañar el post de hoy es porque es una ilustración perfecta de la deshonestidad sexual. ¿Cómo puede una pareja tener una relación sexual buena y saludable sin una honestidad sexual completa? Yo diría que es imposible. Tengo que confesar, estoy realmente intrigada por los hombres menos dotados.
Uno de los descubrimientos más emocionantes para mí personalmente al escribir este blog es cuántos hombres poco dotados están realmente "obsesionados" por su falta de dotación. Siempre me sorprenden por su honestidad y su disposición a hablar sobre cómo su pequeño pene les ha afectado a ellos y a su relación. Sé que estoy generalizando, pero creo que muchos hombres con una dotación promedio o incluso superior a la media nunca miran al espejo su miembro de esa forma ni evalúan sus capacidades sexuales de forma realista. Creo que la razón principal por la que no lo hacen es porque tienen suficiente dotación y se sienten seguros. Por otro lado, parece que muchos hombres pequeños (mi esposo incluido) son muy conscientes de su dotación insuficiente y están dispuestos y deseosos de "compensarlo" de muchas maneras. Como mujer, me resulta extremadamente apasionante y muy emocionante para mí.
Tengo que darle crédito a mi esposo, porque estoy segura de que no fue fácil para él compartir toda su historia sexual conmigo. Lo que me reveló fue que nunca había sido capaz de satisfacer sexualmente a una mujer antes de que yo llegara. Mientras que él podría satisfacerme, sé que creía que al final lo dejaría por otro hombre que tuviera un tamaño de polla más satisfactorio. No fue hasta su "despertar" que finalmente pudo aceptar el tamaño de su pene, y confesó su deseo de que pusiera en castidad su pene e incluso que éste se hiciera más pequeño con el tiempo. Al principo estaba confundida , finalmente me di cuenta de que era lo que sentía sexualmente, y no solo una fase por la que estaba pasando. Fue su total honestidad sexual lo que me dio el deseo de explorar el mundo de la castidad y sus efectos en mi esposo y en mí con mucha más profundidad. Mientras que mi esposo a menudo ha abordado el tema de la honestidad sexual desde el punto de vista del hombre, quiero intentar hablar sobre él desde el punto de vista de una mujer. Inicialmente, cuando él solicitó poner en castidad su pene, dudaba de hacerlo porque no quería castrar su hombría. Pensé que burlarme de él por tener su pene encerrado era muy humillante, y no entendí la emoción que él sentía por eso. Además, yo estaba satisfecha con su pene, y aunque nunca ha sido una talla exagerada, a mi no me preocupaba tanto como a él, el tamaño de su pene. Pero, al mismo tiempo, me di cuenta de que tenía que investigar sobre esto de la castidad.Luego de estudiar el tema vi que era bastante común.
También he descubierto la obsesión o fetiche que tienen muchos hombres sobre el tamaño del pene les encanta ser comparados con otros hombres, especialmente con hombres bien dotados. Hubiera pensado que un hombre poco dotado evitaría que su esposa hiciera comparaciones, especialmente si la comparación no fue favorable, pero lo que descubrí es que lo contrario es cierto, especialmente para mi esposo, que lo ama. Por ejemplo, de vez en cuando, veremos un video para adultos para ponernos "de humor". Uno de nuestros favoritos es un clip de 17 minutos llamado Johnny y Jennifer:  . Creo que os lo puedo recomendar, es realmente bueno y puedes buscarlo en Google y encontrarlo en Internet. La esencia de la historia es que Jennifer es una ama de casa solitaria que está súper caliente. Su esposo siempre trabaja y ella está sexualmente frustrada y aburrida. Por lo tanto, decide llamar a un servicio de acompañantes adultos e invitar a "Johnny" para que la atienda. Cuando finalmente se arrodilla y se baja los pantalones de Johnny, saca su enorme polla. Y quiero decir, es una enorme polla, más del doble del tamaño de la de su marido. Si bien no me excito tanto como probablemente lo harían muchas mujeres cuando ven una polla tan impresionante, están pasando muchas cosas en la cabeza de mi esposo. Para él, esta dinámica representa una paja mental de proporciones épicas. Él me imagina haciendo una comparación mental imaginaria de su pequeño pene de 12cm"al lado de la polla mucho más impresionante de 24 cm de Johnny. Él sabe que no hay comparación, y lo que es aún más emocionante para él es que sabe muy bien que yo también lo sé, pero en eso le emociona. Él sabe que él está completamente igualado sexualmente. Una de las preguntas que tengo para ti, otros hombres", ¿sientes lo mismo sobre esto que mi marido? ¿Te emociona esta dinámica también? Al pensar en el tamaño del pene y la honestidad sexual, me he dado cuenta de lo obvio; mi marido tiene un pene pequeño. De hecho, en comparación con la mayoría de los hombres, probablemente sea muy pequeño. Quiero decir, siempre supe que no era grande, pero la realidad es que tiene un pene pequeño. Así que mientras le "molesto" sobre su pene pequeño, ambos sabemos que es verdad, así que estoy siendo completamente honesta con él. También fui sincero con él sobre cómo su falta de tamaño del pene nos limita sexualmente. Debido a que no tiene una polla de tamaño completo, solo podemos usar posturas sexuales para penes pequeños, vamos el misionero, porque carece del tamaño requerido para que podamos disfrutar incluso de otras posturas sexuales. Por supuesto, esto no es un factor decisivo para mí, pero es la realidad de que mi marido tiene un pene pequeño. Nuestra honestidad sexual es directamente responsable de nuestra vida sexual ampliamente mejorada. ¿Por qué? Porque no hay juegos, no hay secretos y compartimos todas nuestras fantasías. Intentamos encontrar las fantasías de los demás dentro de nuestra propia zona de confort. También somos conscientes de nuestras limitaciones sexuales debido a su castidad, pero nos hemos vuelto muy creativos sobre cómo trabajamos a su alrededor. En general, la "castidad" del pene combinada con
nuestra honestidad sexual conjunta ha permitido mucha más experimentación sexual, una vida sexual más rica y en pocas palabras, es mucho más divertida. Para el resto de ustedes, ¿cuán sexualmente honesto es usted en el contexto de su relación sexual con su pareja? ¿Tienes alguna opinión sobre esto? Por favor, escríbeme un comentario aquí abajo.

2 comentarios:

  1. Nunca he tenido pareja estable. En mis 54 años habré tenido relaciones con unas 20 mujeres, no más. Mi pene mide 16 cm en sus mejores momentos. No tenía la sensación de que fuera grande hasta que con los años se repitieron los halagos por su tamaño. Si esos halagos fueron sinceros significa que el tamaño medio quizá es menor de lo que se piensa. El porno ha hecho mucho daño en ese sentido. Es mucho más importante la creatividad. Seguro que una polla grande también aburre si su dueño hace con ella siempre lo mismo.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho su relato.
    Mi mujer y yo practicamos también la honestidad sexual, yo estoy bien dotado pero desde siempre me ha costado empalmar y me corro badtante rapido...total un dessastre...pues parece ser q de este desastre disfrutamos los dos Ella le encanta decirme q no sirvo para penetrarla y restregarmelo y a mi me encanta esa humillacion currandomelo pare q este satisfecha sexualmente y invitandola a que busque consuelo con otros sementales.
    Saludos

    ResponderEliminar