domingo, 22 de mayo de 2016

La castidad masculina La verdad detrás de un candado

 ¿Puede usted imaginar por qué un hombre guapo querría que tú le pongas un dispositivo de castidad masculina y controlar su orgasmo?
Esto así en frío puede sonar brutal o incluso podría parecer poco creíble que existan hombres que desean esto, pero para algunas parejas la castidad puede ser una manera de añadir emoción a su vida sexual.
La castidad masculina es un tema que no se habla a menudo. Las razon psicológicas para ella son difíciles de entender.
La sexualidad no se trata sólo de una cuestión física, con la castidad se trata de estimular la mente junto con su cuerpo y se les antoja un juego sexual más avanzado.
La colocación del cinturón en un hombre puede dar el control a la mujer sobre su orgasmo, pero no sólo que puede ser un camino para que el hombre sea dominado. Él sabe que no puede tocarse a sí mismo, incluso si él quisiera, y ahora está su energía sexual pura la tiene que canalizar a otras tareas. La negación del orgasmo durante un período de tiempo es más psicológico que físico. Los hombres que estan en castidad manifiestan una mejora en la capacidad de concentrarse más en el trabajo y en ser más exitosos en lo que hacen. Algunos hombres que han experimentado disfunción eréctil en el pasado o el miedo a no ser capaz de satisfacer a su pareja sexual, encuentran que el uso del dispositivo es su castigo. La realidad es que el castigo es también su excitación. Los hombres han practicado la negación del orgasmo durante siglos, pero la comprensión de las razones por las que lo hacen no siempre se entienden, incluso de la persona que pueda estar practicandola. El cuerpo humano y cómo las personas liberan su energía sexual. La castidad masculina es sólo eso, para muchos hombres, y para otros una forma de escapar de la presión del sexo tradicional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario