domingo, 7 de junio de 2015

Novio en control de castidad.

Hace algún tiempo le regalé a mi novio un cinturón de castidad metálico (es una jaula con barrotes de metal que se coloca en el pene y se cierra con un candado de forma que no se lo puede quitar y el chico no puede usar su pene excepto para orinar).
A él le gustó el regalo y me pidió llevarlo.  Yo le dije que aceptaba pero no quería que llevara candado, en su lugar lleva un precinto de plástico, así yo sé que si lo necesita se lo puede quitar y yo estoy más tranquila de que no le obligo, y es parte del juego. Yo tengo los precintos de plástico que són de un tipo especial, así sé que él se puede quitar el cinturón cuando quiera pero no se lo puede volver a poner.
El día que se lo coloqué antes le estuve practicando sexo oral hasta que estaba a punto de correrse. En ese instante me detuve y encerré su pene en la jaula de castidad. Le prometí que si me obedecía durante el fin de semana el domingo por la noche podría correrse. Fué al hacer eso cuando descubrí que él se volvía extremadamente atento y cariñoso, y me excitaba ver que estaba caliente y no podía correrse. Se pasó el día prestandome muchísima atención, siendo muy cariñoso conmigo e incluso por la noche me masturbó con mi vibrador. Al dia siguiente le dejé que se corriera, pero nada más lo hizo le volví a encerrar con la jaula y le dije que de ahora en adelante se correría sólo una vez a la semana si se portaba bien, y sólo le permitiría hacerme el amor una vez al mes. Él aceptó el reto. Para mantenerle caliente, le quito la jaula una vez al día, le excito sin dejarle que se corra y se lo vuelvo a colocar. El hecho de estar tan excitado, como dije, lo vuelve muy cariñoso.
Mientras me arreglo para salir el me limpia la casa, y cada vez me hace más tareas del hogar hasta el punto que le hago cocinar en casa.
El me hace un cunnilingus todos los días sin pedir nada a cambio, y sólo cuando se lo pido me hace el amor con un arnés (con el pene con preservativo le dejo sólo una vez al mes), ...
Ahora mismo lleva algo más de 4 meses sin un orgasmo tradicional, como tal. Sin eyacular ha llegado ha estar 29 días sólo, aunque cuando lleva más de 10 días le gotea líquido preseminal de forma espontánea. Esto obviamente le resulta bastante incómodo. Mi idea era permitirle un orgasmo cuando lleve 6 meses. Pero pienso que mejor será atrasar eso de los 6 meses, no quiero que se corra masturbándose ni masturbándole nunca más. Supongo que lo guardaré para nuestra luna de miel. Así que no quiero que se vuelva a correr hasta que sea un hombre casado.
El disfruta del sexo anal cuando le meto el dedo gime y me pide más... a pesar de eso se lo limito a pocas veces al mes, porqué cuando lo hago a veces le sale semen, sin sentir orgasmo.
Normalmente cuando quiero que me penetre se coloca un arnés hueco y me penetra con él.
Y le recuerdo que no quiero que se corra.El siempre quiere correrse, pero la gracia del juego es precisamente que no pueda hacerlo cuando quiera y que yo se lo niege.
Yo ahora le cuento historias ficticias como si fueran reales de que otro chico me ha penetrado analmente o que ha eyaculado en mi cara por ser dos cosas que sé que a mi novio le encantan pero aún nunca le he dejado hacer. Él se excita con la humillación, y por eso le excita tanto que le cuente que hago cosas con otros que él no ha hecho nunca conmigo. En alguna ocasión mientras él me hace el cunnilingus le cuento que mire limpie bién que ha eyaculado hace poco un conocido en mi cuerpo y ano también.
Todo este juego de castidad es consentido. Si él dice basta, el juego se acaba. Incluso se podría quitar el cinturón de castidad, pero él me pide más.
El morbo es precisamente no permitírle masturbarse y denegar sus orgasmos y que se guarde su semen para mí.

El sólo tiene orgasmos arruinados pues cuando su pene empieza a tener "espasmos" él me pide que pare antes de que tenga un orgasmo. Y si lo hace con penetración él para, avisando que ha llegado al punto de no retorno, eyacula al cabo de unos segundos sin estimulación.
La jaula de castidad le impide que pueda tener una erección completa, y por la noche al principio se despertaba de madrugada y pasaba mucho sueño, ahora ya se ha acostumbrado y puede dormir bién.
En ocasiones con la jaula de castidad ha conseguido eyacular.
El se bebe todo su semen, dice que le gusta.

1 comentario: