martes, 2 de junio de 2015

Orgasmo masculino de pezón.


Los hombres no tienen pechos como las mujeres y llamarlo orgasmo de mama masculino... no sé, pero suena un poco raro, aunque sea más preciso técnicamente.
Al igual que el orgasmo de mama femenino que es mucho más común, este tipo de orgasmo masculino se origina en los pezones, pero antes de discutir los detalles de este raro y poco conocido orgasmo, vamos a hablar primero de por qué es tan raro.
Los pezones masculinos son dos zonas erógenas altamente sensibles. Aunque cada persona tiene diferentes niveles de sensibilidad en estas zonas erógenas. Así que, ¿por qué se descuidan tan frecuentemente los pezones de un hombre? Hay mucha información sobre el pene y mucha menos información sobre el resto del cuerpo cuando se trata de la sexualidad. La razón por qué la que hay tan poca mención del orgasmo pezón masculino es a causa de la excesiva atención que se hace en el pene. La masturbación de un hombre se centra en el pene.
Un hombre debe estar a gusto con que se le estimulan sus pezones, y esto ya es un paso importante para tener una vida sexual más satisfactoria. El enfoque excesivo y único en el pene y en conseguir alcanzar un único y repetido final para el placer sexual del hombre cierra otras posibilidades para el placer de la pareja. El pene es el símbolo masculino, el símbolo de la fuerza, y los pezones, en general, se refieren a las mujeres.Quizás por ello, igual que una mujer no puede mostrar sus pezones por la calle y no hay ningún problema si un hombre camina en público sin una camisa. Los senos, zona del pecho y los pezones son las áreas relacionadas con la feminidad y crea una barrera mental en los hombres. Un hombre no puede estar cómodo si sus pezones son estimulados excesivamente porque puede tener miedo o inseguridad de ser acusado de homosexualidad, o por ser demasiado femenino, y por la eyaculación precoz.
La eyaculación precoz es la segunda razón por la que el orgasmo pezón masculino no es tan normal. Se cree que el orgasmo masculino se alcanza a través de la penetración. Los hombres también son capaces de tener orgasmos múltiples. Una vez más, lo que se siente es similar a los múltiples orgasmos femeninos. Pero si un hombre está muy excitado por tener sus pezones estimulados y siente que está a punto de alcanzar su orgasmo, lo que para la mayoría de las veces es que él siente que va a eyacular, él va a detener estas las sensaciones, evitando el alcanzar un orgasmo de pezón. El miedo a eyacular prematuramente aunque esto en realidad no cuenta como una eyaculación precoz, mantendrá a un hombre alejado de disfrutar de toda su sexualidad y de tener este tipo de orgasmo. El miedo de no ser capaz de recuperar su erección mantiene a los hombres lejos de tener esta experiencia.
Ahora, ¿cómo lograr este orgasmo de pezón? La conexión cuerpo y la mente es importante. Saber lo que quieres es el primer paso. Si uno sabe que quiere tener este tipo de orgasmo, el orgasmo de pezón, entonces hay una posibilidad de que él puede tener este tipo de orgasmo. ¿Por qué? Debido a que su mente no se cierra a él, y no se apresura a estimular la otra parte de su cuerpo para alcanzar un orgasmo más fuerte y más común. Mientras en una mujer, el orgasmo de mama se siente un poco diferente de cualquier otro orgasmo. Lo mismo puede decirse de los hombres. El orgasmo de pezón masculino se sentirá un poco diferente al de un orgasmo del pene. Ser consciente de sus deseos sexuales le abrirá su conciencia sexual más profunda.
Tener una comprensión sexual más profunda de su propio cuerpo y de su sexualidad no hace al hombre ser más femenino o gay: trae la confianza y el encanto de su ser.
Después uno debe ser consciente de su deseo de tener un orgasmo de pezón y tiene que ser capaz de dejar de lado el orgasmo habitual. Esto significa que tiene que dejar de lado el miedo a eyacular prematuramente, dejar de lado su miedo a no ser capaz de recuperar su erección, y de lo que piense su pareja. Si estas con tu pareja, él o ella puede ayudarle a alcanzar el orgasmo mediante la estimulación de los pezones. Si vas a tener un orgasmo pezón lo más probable es que vas a eyacular cuando lo tengas. A menos que hayas aprendido a tener múltiples orgasmos sin eyacular, orgasmos secos, entonces el hombre va a eyacular cuando tenga su orgasmo de pezón.
La pareja necesita saber y querer esto. Al principio, llegar a este tipo de orgasmo probablemente no será tan fácil. Si nunca lo has experimentado, entonces probablemente no lo vas a alcanzar la primera vez que lo intentes. Pero si se puede experimentar, la primera vez, es una erección más intensa. Eso sería debido a la energía y el deseo sexual reprimido. También puede experimentar una eyaculación más intensa.
Cómo estimular los pezones.
No a todo el mundo le gusta lo mismo.
Una forma podria ser tratar de comenzar alrededor del cuello, detrás de las orejas, y los hombros. Trabajar desde la distancia a los pezones. Evitar la estimulación del pene y centrarse en las sensaciones en la zona del pecho y el pezón. De esta manera, las sensaciones se intensifican y cuanto más cerca se está de alcanzar el orgasmo. Más se tocan los pezones, su pareja les estimula más, y más sensible se vuelven. Al igual que en el orgasmo mama femenina, la estimulación constante cuando se está cerca le proporcionará los mejores resultados.
Un detalle importante es dejar de lado el orgasmo y dejar que suceda, si sucede.
Si eres mujer hazlo a tu pareja. Si has notado la sensibilidad y la propensión de tu pareja para tener un orgasmo de pezón, utilizar esto a su favor. Si tienes el pelo largo, utilizalo en las primeras etapas de la estimulación para despertar los pezones. A continuación, utiliza el pelo de nuevo cuando la excitación es cada vez frenética. Usa tu boca y la lengua, pero no sólo en sus pezones. Use tus pechos contra los suyos. Piensa en esto como dos cables con corriente que se rozan entre sí y causar chispas, chispas muy placenteras. Disfrutar de su cuerpo es la forma de correcta de conectar con uno mismo más profundamente. Con suerte, los científicos también empezar a poner a los hombres en máquinas de resonancia magnética (como lo hacen a las mujeres) y diciéndoles que se estimulen a sí mismos para que todos podamos tener una comprensión más completa de la sexualidad humana. El cuerpo humano es complejo, hermoso, atractivo, y nosotros no hemos hecho explorarlo.

El orgasmo. Cómo se consigue.¿ Es distinto para hombres y mujeres?

Mientras que para el hombre, todo se centraba en lo visible, un pene en erección, en la mujer, se hizo más corpóreo; es por eso que las mujeres siente más placer por todo su cuerpo. Generalmente la estimulación del clítoris es el método más eficaz para alcanzar el orgasmo, pero cada persona disfruta de forma diferente con su cuerpo.
1) El orgasmo es la fase posterior a la excitación. Una vez alcanzado el umbral requerido, la llegada de este es inevitable. Da igual el método que se utilice. La mayoría de las mujeres lo consiguen mediante la estimulación del clítoris o zonas aledañas. Labios, entrada de la vagina, combinación de estas con el conjunto de la vulva. Estimulación simultánea de esta región con una mano, mientras con la otra acarician o estimulan uno de los pezones.
2) El caso es que cada persona lo consigue a su manera. Una vez que te has acostumbrado a estimularte de una manera, después es muy difícil cambiarla. Hay mujeres que no soportan las caricias en el clítoris, y prefieren estimularlo de forma indirecta y cruzan los muslos presionando la vulva mientras acarician sus pezones.
3) Aunque aparentemente el cuerpo del hombre y el de la mujer son semejantes, existen grandes diferencias a nivel sensitivo. El cuerpo humano está repleto de corpúsculos sensitivos, o terminaciones nerviosas, y si las estimula adecuadamente proporcionan un inmenso placer sensorial. El clítoris, es el que más tiene, unas (9.000), el doble que en el pene, que se ramifican por toda la zona vulvar; ¡imagina! con la diferencia de tamaño con respecto a éste. Si hacemos un símil marinero, como si un pequeño bote de remos lo amarrásemos con las potentes cuerdas de un buque.
Así, los labios menores, el primer tercio de la vagina. La zona perianal, son extremadamente sensibles. pero, no olvidemos el papel clave de los pezones en nuestra erótica, así como la boca; pero, cada persona tiene sus preferencias; pero el buen amante debe estar muy atento, y si no acierta, indicarle el camino correcto.
4) Como hoy tocan los pezones, diremos que estos están llenos de terminaciones nerviosas o corpúsculos sensitivos. La sensibilidad cambia durante el ciclo menstrual debido al cambio hormonal. Antes de la ovulación y durante, con gran producción de estrógenos, es cuando más placer proporciona la estimulación de los mismos. En cambio, conforme nos acercamos a la menstruación, con más progesteronas, se vuelven sensibles y muchas mujeres no soportan que se los toquen.
5) Los pezones están pensados para la lactancia, la succión de estos durante la lactancia es placentera, provoca la producción de las oxitocinas y prolactinas. Pero el cuerpo de la mujer, ya ha evolucionado hacia la consecución del placer sin metas reproductivas.
6) No valen las generalizaciones: a pesar de que el cuerpo humano tiene los mismos componentes físicos, hay variaciones entre unos y otros. La percepción que cada uno/una tiene de sí mismo, la autoestima, la experiencia personal, la educación, socialización, entre otros, son factores decisivos para que cada persona sea peculiar y diferente.
7) La mente, ese poderoso órgano sexual: el ser humano ha desarrollado el cortex, corteza cerebral, que nos diferencia de otros animales, y que separa la naturaleza de la cultura; nos ha proporcionado, además de la capacidad para pensar, la de imaginar ?fantasear. Ya no es el instinto el que nos induce a las prácticas sexuales, sino, la conciencia razonada, aunque parezca paradójico. Se ha cambiado la sexualidad de reproductiva a recreativa ?placentera. Aquí las experiencias vividas son fundamentales para adquirir habilidades sexuales, y serán las que nos hagan disfrutar sexualmente de forma personalizada. De hecho, hay personas que tienen reducidas estas habilidades para fantasear y por consiguiente, eso dificultaría sus respuestas sexuales, por supuesto, la dificultad para alcanzar el orgasmo. En estos casos se recomienda que nutran sus fantasías sexuales.
8) La represión que ejerce la sociedad a temas sexuales ha contribuido en el bloqueo de la imaginación. En la década de los 70, Nancy Friday,(Mi jardín secreto, todas las fantasías sexuales de las mujeres contadas por ellas mismas sin inhibiciones, hizo un estudio sobre las fantasías sexuales de las mujeres estadounidenses, y llegó a la conclusión de que muchas se sentían avergonzadas de sus fantasías sexuales.
9) Los pezones tanto para hombres como para mujeres son de extremada sensibilidad. Están formados por tejido eréctil, que aumentará de tamaño mediante la excitación, y su grado de excitabilidad dependerá de lo habituados que estén en la estimulación de esta zona. Al igual que el pene, el clítoris, la vulva, los pezones se hinchan en la fase de excitación sexual, proporcionando una extraordinaria respuesta sexual. Por consiguiente, la adecuada estimulación de los pezones durante la masturbación contribuye a alcanzar el orgasmo.
10) El mejor amigo de tu cuerpo eres tú mismo/a; es fruto de tu experiencia y la mejor forma de conocerlo es explorándolo, y debes orientar a tu pareja para que aprenda a tocarlo como tú lo harías.

2 comentarios:

  1. yo me estimulo mucho las tetillas,soy hombre de 27 años y m fascina jugar con ellos a cada rato ahora como hacerlo siendo hombre,es una zona erogena principal para mi ya q si no m toco no tengo una ereccion.

    ResponderEliminar
  2. yo igual
    si no me toco las tetillas no erecto

    ResponderEliminar