domingo, 4 de diciembre de 2016

Continuación del juego de la moneda

Continuación del juego de la moneda

Tomado de only she cums

Reglas del juego de la moneda.

Leer el anterior 

23 Noviembre. Me desperté unos minutos más temprano que mi esposo, para poder quitarle la jaula y provocarlo al menos una vez con el Fleshlight antes de que se fuera al trabajo. Mañana era su gran día de tener sexo conmigo, desde el dia de Acción de Gracias 2015, y lo quería a el bien entrenado y listo. Él estaba cerquisima del limite antes de dejarlo ir al baño para que se preparara. Cuando el estaba listo para salir, decidi que habia tiempo para una provocada mas. El ya lo tenia duro cuando le quite los pantalones, y habia una mancha de liquido seminal en su interior. Obviamente ya estaba pensando en mañana. Lo lleve al límite una vez más antes de que saliera, con sus dolorosas bolas azules. Cuando se fue, pase buena parte del dia preparandome para mañana, haciendome las uñas. Queria estar exquisita para ese dia. Cuando llegó a la casa para el almuerzo, ya que solo trabajaba medio dia, le dije que se quitara la ropa. Mañana es el gran dia, y solo le quedaba un dia para prepararse. Lo lleve al limite tan cerca como pude sin dejarlo eyacular, y deje el Fleshlight puesto en su pene. Por el resto del dia, cualquier momento que veia  que el Fleshlight se caia un poco, lo provocaba de nuevo al limite. Sus pobres bolas no tuvieron descanso toda la tarde y la noche, para cuando ya estaba listo para enjaularlo de nuevo, y darle un poco de descanso a su pene. Sustituí el Fleshlight con la jaula, y deje que me comiera hasta correrme. El líquido seminal fluia de su pene, lo cual era excitante.  Esta era una de esas noches que el tiene tantos problemas para dormir. No solo que torture su pene y sus bolas con horas de eterna provocacion, el sabia que mañana tendriamos sexo por primera vez en el año. La tirada de hoy salió Cara.

24 Noviembre. Llegó el momento de quitarle la jaula a mi Amor, y no podía decir si había salido liquido seminal durante la noche, lo que parecía más probable, o había tenido un sueño humedo, lo cual tambien parecia, o quizas las dos. Incluso despues de probarlo, no estaba segura. Quizas el liquido seminal venia de un sueño humedo. No lo se. Pero no hay nada que pueda hacer si fue asi. El estaba ya duro y tan excitado como yo por lo que venia. Asi que sin apuros, me puse encima de el, y sobe mis labios humedos en su pene, diciendole que solo era un aperitivo. Vuando el estaba bien duro y al limite, lo cual no tomo mucho tiempo, deje que se fuera a limpiar. Mi plan era hacerlo esperar hasta que volvieramos de la cena familiar, pero como estabamos, no podia esperar. Despues que nos aseamos, y que se suponia debiamos vestirnos, decidi provocarlo un poco antes de abrochar sus pantalones. Lo chupe un poco y empezo a ponerse humedo de nuevo. Eso me excito y le pedi que se acostara en la cama y me puse en su cara para que me comiera unpcoc antes de salir. Mientras me lamia, su pene estaba mas duro de lo que lo habia visto normalmente, y tenia ese brillo de humedad en la punta. A medida que me acercaba a mi orgasmo, finalmente dije "Hagamoslo" y me voltee y lo monte al estilo vaquera. Primero sobe su pene por un rato saboreando el momento, y luego poco a poco fui metiendolo hasta que solo quedaron sus bolas afuera, por primera vez en el año.  Me movi lento por dos razones. Una era para dejarlo sentir cada milimetro de su pene dentro de mi, pero tambien, y para mi sorpresa, porque me dolia! No me habia penetrado en mucho tiempo, realmente se sentia como mi primera vez otra vez. Se sentia apretado y doloroso, y no me hubiese extrañado si sangraba, aunque no paso. Ouch! Una vez que estuviese todo adentro mi plan era moverme lentamente, pero el tenia otra idea. Me agarro del trasero, y me movio a su ritmo y control. Al principio era suave y lento, pense yo para hacer durar el momento tanto como pudiese. En un punto, se detuvo por un rato, y podia sentirlo como pulsaba dentro de mi. Era encantador. Mas tarde me dijo que estaba aguantando un orgasmo, o quizas tuvo uno pequeño, pero despues de eso, el volvio con mas energia, y empezo a moverse mas rápido y a darme mas duro. Me daba tan duro como podia, golpeando mi pelvis y clítoris con gran fuerza. Con eso, y yo que estaba cerca de correrme porque él antes me había comido, me llevaban más y más cerca al límite, a correrme, hasta que no pude contenerme más, y me hizo acabar. Otra sorpresa para mi, ya que por lo general no me corro con la penetración. Y al acabar yo, acabo él, acabando juntos. Estaba tan enamorada, era tan romántico, no pude evitar llorar. Incluso ahora escribiendo y recordando se me hace un nudo en la garganta. Son el tipo de cosas que liberan emociones que solo un año de espera y un intenso amor pueden lograr. Llegamos casí con dos horas de retraso a la cena, ya que queria disfrutar el momento con mi esposo tanto como pudiese, e ignoramos los celulares.  Estabamos de acuerdo que toda la provocación, negación, el deseo y el amor habia hecho tan especial este dia. Era muy hermoso. Creo que queremos hacerlo otra vez el proximo año. Ya veremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario