viernes, 27 de enero de 2017

Relaciones de cuernos.





Hay una amplia gama de razones por las que una pareja se involucra en una relación de cuernos consentidos. Hay veces que es el hombre el iniciador de este estilo de vida, tal vez como parte de una fantasía sexual al desear ver a su pareja con otros hombres. Otras es la mujer por otros motivos.
Cuando lo hace el hombre, puede que él en algún momento comente o de indicios claros de sus fantasías a su pareja, y ella acepta el cambio a este estilo de vida. En otros casos, los hombres se sienten atraídos por este estilo de vida cornudo cuando se hacen mayores y pierden resistencia sexual, en especial su capacidad para mantener una erección fuerte. Tomemos por ejemplo, un marido que a partir de la edad de 50 años ya es incapaz de complacer sexualmente a su pareja, como sí podía hacer años atras. Con el fin de mantener a su mujer sexualmente satisfecha, él acepta convertirse en un cornudo. La mujer ahora tiene lo mejor de ambos mundos, la libertad sexual y la capacidad de mantener su relación existente, mientras que sabe que su pareja permanecerá fiel a ella.
Otros hombres desarrollan una fantasía de cornudo en parte basada en el sentimiento de sentirse culpables de no poder satisfacer a su esposa y otros en parte basada en sus deseos e intereses voyeuristas. A algunos hombres, simplemente, les gusta mirar.
Para los hombres, los beneficios de estar en una relación de cuernos consentidos es porque les satisface algunas fantasías, fetiches voyeuristas, y mantiene viva la relación en el caso de pérdida de resistencia sexual, o simplemente puede ser un impulso del ego de tener una mujer deseada por otros hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada