martes, 29 de noviembre de 2016

Más allá de la castidad. José un eunuco -II-

El viernes por la noche llegó mi Ama, ya estaba desesperado por verla nuevamente, aunque me ha llamado varias veces al día durante toda la semana.
Ya hace una semana de mi castración y en algunos momentos tengo la sensación de tener una erección, pero cuando intento tocarme me doy cuenta que ya no tendré erecciones nunca más. La verdad es que hasta el momento me encuentro bastante bien y me siento libre, la verdad es que me lo he tomado muy bien, desde hace tiempo tenía ganas de castidad total y ahora puedo disfrutar de ello, solo me dedicaré a servir a mi Ama pues sin ella jamás habría llegado a este extremo, esto si que es castidad permanente.
Es posible que algunos hombres tengan depresión si por cualquier motivo necesitan ser castrados, yo en cambio estoy sumamente contento que mi Ama me haya pedido la castración total y más después de haberle escuchado a Ella que me ha echado mucho de menos y que ya tenía ganas de volver a verme, solamente por oír decir esto merece la pena… es como siento.
Me han puesto un tratamiento de hormonas que irán disminuyendo poco a poco hasta retirarlo por completo, así conseguirán que mi cuerpo se adapte a su nueva situación sin causar grandes cambios de una forma brusca, aunque yo les he dicho que me encuentro muy bien y que no hace falta tratamiento alguno, creo que cambiará mi aspecto, aunque según dice el doctor, por mi edad el cambio será muy poco, eso ocurre cuando se realiza esta operación siendo más joven, dice que solamente cambiará acumulando algo de grasa en los pechos y en las caderas y quizás algo de caída del vello corporal, pero todo ello poco apreciable.
Ya llevo nueve días sin nada entre mis piernas y como dije anteriormente me encuentro mejor que nunca. Mi Ama me ha regalado seis tangas y de paso ha tirado toda mi ropa interior, de ahora en adelante solo usaré tangas y me ha dicho que si me crecen los pechos me comprará sujetadores, parece que llevo camino de acabar vestido de mujer, también quiere que me depile todo el cuerpo, así que a la semana que viene empezaremos con la tarea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada