sábado, 26 de noviembre de 2016

Ya no hay vuelta atrás.

Tengo que estar en desacuerdo ... no es lo mismo. Ahora disfruto de un pene que es más grande, más largo, más grueso y nunca va a estar fláccido. 

Él antes siempre se corría antes de que yo me pudiera correr, ahora me corro cada vez. 

Ahora al follar ya no pierde su excitación, su deseo; Ahora me folla con pasión interminable y su satisfacción se encuentra en mi placer. Un pene enjaulado y el strapon ... es una felicidad para siempre.

No hay vuelta atrás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada