viernes, 30 de septiembre de 2016

Las buenas esposas no hacen las tareas domésticas.



imageSupongo que cada una de nosotras las mujeres tenemos diferentes puntos de vista sobre el título de este post. 

Hace poco recibí un correo electrónico de una mujer diciendo que su vida pasó a ser mucho mejor y hermosa, desde que ella aceptó liderar la relación y controlar la castidad de su marido. 

Ella acordó una normas con su esposo en las que ella tomaba las decisiones de la pareja y él debía obedecer. Ahora es él, el que se encarga de hacer las tareas durante todo el día y la noche. 

imageTodo esto suena bien, hasta excitante. Estoy de acuerdo con el hecho de que si aceptas controlar su castidad las tareas no se repartan, piensa ¿por qué vas a hacer las tareas tú ? Si las hace él la vida en pareja va a mejorar, será más cómodo para tí, vas a tener más tiempo para tí, etc ... Sin embargo no practico esto como se describe en estas dos fotos. Mi marido no hace la mayor parte de las tareas, pero, el tiene la responsabilidad de tener que estar en casa constantemente haciendo algo.

Sí, es divertido verlo preocuparse por la limpieza de la cocina o los baños. Es relajante encontrar el coche limpio. O que lleve su delantal, mientras está en la cocina con su jaula de castidad. Sí, pero ... mi marido es mi primer y último amor, es mi segunda mitad, que es mi alma gemela. Y, que yo sea quien soy, él sabe que me tiene que atender con masajes en los pies durante horas si se lo requiero, el servicio de lavandería puede esperar.

image

Estimularlo durante horas sin permitir que se corra, el césped puede esperar
O hacer un poco de pegging, en la incertidumbre está lo erótico...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada