miércoles, 9 de noviembre de 2016

La primera visita a un club swinger.

Sexo en grupo. 

nullEl deseo de probar esta práctica sea mutuo, puede resultar contraproducente y desagradable vivir una experiencia como esa si no estás convencido/a de querer vivirla, y no es recomendable hacerlo por complacer al otro. El hecho de que se estén poniendo de moda lugares como éste, demuestra que hay un interés creciente por salirse de las prácticas habituales en pareja. Pero es muy importante tener en cuenta que el mundo de las fantasías, cuando se materializa, no siempre resulta excitante y placentero, sino que, a veces, puede resultar desagradable.

Son más propensas a disfrutar de la experiencia las personas que tienen cierto grado de exhibicionismo o voyeurismo. Para que la experiencia no tenga malas consecuencias, es fundamental que la pareja sea muy sólida, que ambos tengan mucha confianza el uno con el otro, siempre intentando evitar que surjan las inseguridades y los peligrosísimos celos.

Si crees que estás dentro de ese grupo de personas que describo, y el deseo de vivir esa experiencia es muy grande, adelante, solo tú podrás saber si te va a gustar o no. Es difícil predecir cómo va a afectar esto a tu relación, pues no tengo datos estadísticos fiables, pero lo que es un hecho comprobado, si hablamos de sexo, es que cuando traspasas la frontera, y el mundo de las fantasías se convierte en realidad, lo que antes te excitaba, más tarde dejará de hacerlo y cada vez querrás ir más lejos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada