martes, 22 de marzo de 2016

11 cosas que tal vez no sabes del orgasmo femenino

1. Las mujeres pueden experimentar principalmente 2 tipos diferentes de orgasmos de clítoris es decir, (el más común y con el que más mujeres están familiarizadas el de clítoris y el vaginal -menos común-. Hay otros orgasmos tipos de orgasmos como el de pezón y otros.
2. Algunas mujeres no pueden llegar nunca a tener un orgasmo.
3. La mayoría de las mujeres sólo puede tener un orgasmo de clítoris sólo si es estimulado manualmente, por vía oral o con un vibrador.
4. Menos de la mitad de todas las mujeres pueden tener orgasmos vaginales. Ellas pueden aprender con entrenamiento y práctica, pero la mayoría no saben cómo hacerlo.
5. La mayoría de las mujeres deben tener una estimulación previa del clítoris, antes del coito para poder tener un orgamo. O como mínimo necesitan que se les proporcione estimulación adicional para el clítoris para tener su orgasmo.
6. Para más de la mitad de todas las mujeres, su capacidad para llegar a experimentar un orgasmo no tiene absolutamente nada que ver con el tamaño del pene del hombre.  A pesar de que casí todos los hombres fantasean con eso.
7. Las mujeres que pueden tener orgasmos vaginales, en general, tienen 2 tipos: el orgasmo profundo y el orgasmo del punto G. La mayoría de las mujeres que pueden tener un orgasmo profundo también pueden tener orgasmos en el punto G. El profundo se produce en el interior por detrás del cuello del útero. Mientras que la estimulación profunda puede ser placentera, para la mayoría de las mujeres no les gusta la sensación de que el cuello del útero cuando es tocado con un pene largo. Un pene de 25 centímetros es por lo general suficiente para llegar al fondo del útero.
8. El otro orgasmo vaginal viene mediante la estimulación del punto G. En realidad no es un lugar sino más bien de una zona situada a unos 5cm a lo largo de la pared frontal de la vagina. Dependiendo de la mujer la zona del punto G puede ser tan pequeña como un guisante o tan grande como una moneda de 2 euros. El punto G responde a una presión firme y golpecitos suaves. Esto puede ser un inconveniente porque cuando se estimula el punto G ella cree que se va a orinar. La estimulación del punto G a menudo hace que salga el líquido que se acumula en las glándulas de Skene o próstata femenina. Muchas mujeres se sienten incómodos con la sensación de acumulación de líquido y tienen miedo de que el fluido de la liberación sea la orina. Numerosos estudios han confirmado la eyaculación de fluido de la mujer no es orina, pero es similar al líquido prostático que se encuentra en la eyaculación masculina. Y al igual que el de un hombre, sus fluidos salen a "chorro" fuera de la uretra durante el orgasmo y es completamente normal.
9. Un hombre no necesita un largo pene para darle a una mujer un orgasmo vaginal. En la mayoría de los casos, un pene largo de más de 20 cm si hace falta para el orgasmo profundo.
10. El grosor del pene no es un factor significativo en la satisfacción de una mujer. Mientras que algunas mujeres disfrutan, la mayoría de las mujeres no.
Un gran grosor puede causar dolor durante las relaciones sexuales.
Los hombres que tienen el pene poco grueso pueden verse afectados si no sienten que la vagina aprieta alrededor de su pene, pues no les proporciona suficiente estimulación. Esta situación se puede remediar con ejercicios de fortalecimiento de los músculos pélvicos.
Las mujeres con fuertes músculos en la pelvis pueden alcanzar el orgasmo vaginal fácilmente simplemente flexionando sus músculos, con o sin un pene en su interior. También pueden flexionar sus músculos alrededor de un pene insertado y dar a un hombre sensaciones maravillosas. El punto es que el tamaño del pene de un hombre no es tan importante como la fuerza vaginal de una mujer cuando se trata de orgasmo de una mujer. Es la sensación de tocar la que desencadena un orgasmo vaginal y no la sensación de estiramiento y de llenado. Golpear el lugar correcto en una vagina es más importante que el tamaño.
11. Las mujeres de verdad lo general necesitan un mínimo de 5 a 10 minutos de estimulación directa del clítoris, coherente y específica previa a la penetración para tener un orgasmo del clítoris. En la pornografía las mujeres parecen tener múltiples orgasmos vaginales en diversos momentos de la penetración, pero eso es la magia del cine, poco tiene que ver con la realidad, aunque es raro, algunas mujeres si los pueden tener.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada