domingo, 27 de marzo de 2016

El entrenamiento de la castidad

El marido en castidad no debe estar ocioso. Le debes dar una larga lista de tareas a realizar durante la semana.
Por ejemplo cada sábado por la tarde le dictará la lista de cosas por hacer para la semana siguiente, y él la debe escribir y confirmar que entiende lo que usted quiere que él haga.
Le debe recordar que él, por supuesto, para hacer las tareas de la casa, debe llevar su traje de limpieza (delantal con volantes, o el uniforme de sirvienta o lo que cada vez que usted haya decidido que él debe usar).
A la semana siguiente se repasará el cumplimiento y se establecerá la sanción adecuada por cada incumplimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada